Dos hombres caminan por las calles de Puerto Rico después del paso del huracán María
Dos hombres caminan por las calles de Puerto Rico después del paso del huracán María - AFP

Puerto Rico se ha apagado dos veces en menos de una semana

Más de un millón de personas ya han recuperado la luz después del apagón que dejó sin electricidad a la isla

Actualizado:

En menos de una semana, Puerto Rico se ha apagado dos veces. Este miércoles 18 de abril la isla sufrió un corte eléctrico que dejó sin luz a más de 1.473.000 personas y fue hasta hace pocas horas que se reestableció el 75% del servicio, ha informado la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

La AEE ha manifestado vía Twitter que la unidad 1 de la Central Aguirre de 450 megavatios, la unidad 5 de la Central Costa Sur y una unidad de la compañía EcoEléctrica ya están generando energía para seguir normalizando el sistema eléctrico.

Asimismo ha informado que el apagón se originó por una excavadora que retiraba una torre caída de la línea de transmisión 50700 e impactó la línea CC1 y dejó sin luz a buena parte de la isla:

El gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, indicó anoche en un comunicado que ha solicitado a la Junta de Directores de la AEE que cancele el contrato del subcontratista de Cobra que es responsable del apagón.

«Este incidente denota la necesidad de transformar la AEE y convertirla en una corporación de vanguardia, moderna y robusta. Las micro-redes son el único sistema que aún provee energía al pueblo de Puerto Rico. Este es un ejemplo más de porqué la infraestructura energética de Puerto Rico necesita incorporar fuentes alternativas de energía», indicó.

El pasado 12 de abril se había registrado otro apagón que había dejado sin servicio eléctrico a más de 900.000 abonados. La causa de la avería fue causada por un árbol y la Autoridad de Energía Eléctrica tardó 8 horas en reestablecer el servicio.

Casi siete meses del devastador paso del huracán María, que tumbo el sistema eléctrico de la red, el mismo se ha vuelto más vulnerable e inestable y los apagones, en menor o mayor medida y duración, son habituales y frecuentes.