El piloto que atacó la sede del TSJ venezolano llama a la rebelión en las calles

Pérez se hizo famoso en julio pasado durante las protestas cuando tomó un helicóptero y atacó a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia

Desde ese momento se mantiene en la clandestinidad y el presidente Maduro le ha puesto precio a su cabeza y ha ordenado capturarlo con «plomo»

Corresponsal en CaracasActualizado:

El «Rambo» venezolano, Oscar Pérez, volvió a publicar este miércoles un vídeo en las redes sociales en el que llama a la población y a los organismos de seguridad a salir a la calle para protestar contra el régimen de Nicolás Maduro y «buscar la libertad».

El ex inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) dirigió un asalto hace diez días a un cuartel de la Guardia Nacional Bolivariana en la Laguneta de San Pedro de los Altos, en el estado Miranda, donde sustrajo más de 27 fusiles, armas cortas y municiones.

En su vídeo invocó la activación de los artículos 333 y 350 de la constitución nacional, que permiten a los venezolanos rebelarse cuando el gobierno vulnera y viola sus derechos.

Oscar Pérez estuvo acompañado de compañeros de la policía, algunos de los cuales portaban pasamontañas. Uno de los acompañantes instó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para que dejen el temor y salgan en defensa de los ciudadanos.

«La administración y custodia de las armas no la podemos otorgar para la extorsión, no la podemos otorgar para la corrupción, no nos la otorgaron para mantener a una pequeña cúpula de delincuentes en el poder ni mucho menos para acabar con el futuro de nuestro país asesinando a sus jóvenes», aseguró.

Los otros compañeros también incluyeron al Cicpc, la Policía, a los funcionarios de la Disip, la Dgcim, además de la resistencia y la sociedad civil en su llamado. Por su parte, Oscar Pérez hizo un llamado a salir a las calles a partir de este miércoles para buscar la libertad.

«Salgamos a partir de este momento a las calles a buscar nuestra libertad. A las fuerzas de seguridad del estado les hacemos un recordatorio: si suprimen al pueblo venezolano en legitima protesta, nosotros también estaremos ahí para defender a Venezuela», finalizó.

Pérez se hizo famoso en julio pasado durante las protestas cuando tomó un helicóptero y atacó a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Desde ese momento se mantiene en la clandestinidad y el presidente Maduro le ha puesto precio a su cabeza y ha ordenado capturarlo con «plomo».