Familiares de los presos políticos asisten a la sesión parlamentaria de este jueves en la Asamblea Nacional, en Caracas
Familiares de los presos políticos asisten a la sesión parlamentaria de este jueves en la Asamblea Nacional, en Caracas - EFE

El Parlamento venezolano aprueba en primera lectura el proyecto de ley de amnistía

Dentro de 15 días está previsto el segundo debate y se presentará la lista final de los presos políticos que deben ser liberados

Corresponsal en CaracasActualizado:

El Parlamento venezolano aprobó este jueves en primera lectura, por unanimidad de la mayoría opositora, el proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación nacional, y acordó incluir la lista de presos políticos que se van a beneficiar con la medida jurídica.

A la sesión parlamentaria también acudieron los familiares de los presos políticos que, con su presencia, fortalecieron el primer debate del proyecto legislativo. Lilian Tintori, esposa del líder opositor Leopoldo López, encarcelado desde hace dos años en el penal militar de Ramo Verde, intervino en la presentación del proyecto de ley.

La mayoría opositora, que controla la Asamblea Nacional, aprobó con sus 109 diputados el proyecto de ley en primera lectura. Dentro de 15 días tendrá lugar el segundo debate. Entonces la Comisión de Política Interior, que preside la diputada Delsa Solórzano, presentará el documento final con la lista de los presos políticos que van a ser liberados.

«Comenzó la cuenta atrás para la liberación de los presos, la paz y la reconciliación», dice Tintori

El proyecto de Ley de Amnistía es la síntesis de otros cuatro borradores que diversas organizaciones no gubernamentales civiles propusieron al Poder Legislativo. «En el proyecto trabajaron los mejores abogados de Venezuela», señaló Lilian Tintori.

Entre los presos políticos más emblemáticos figuran Leopoldo López, el exalcalde de San Cristóbal (Táchira) Daniel Ceballos, el exalcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, el exgobernador del estado Zulia Manuel Rosales y la exjuez María Lourdes Afiuni, entre otros.

La oposición maneja una cifra de 78 presos políticos, pero pueden superar el centenar porque la lista incluye a los que llevan más de trece años encarcelados tras del golpe de Estado del 11 de abril de 2002 y la posterior huelga petrolera.

La amnistía también beneficia a los que se encuentran bajo libertad condicional (deben presentarse cada quince días ante los tribunales), «régimen de presentación», los perseguidos políticos y disidentes, que suman más de 3.000 personas. Muchas de ellas se encuentran en el exterior y podrán regresar después de que se promulgue la ley. Pero excluye a los criminales que han disparado contra los manifestantes inocentes.

Al entrar a la Asamblea Nacional, Lilian Tintori declaró que «a partir de hoy (por este jueves) comenzó la cuenta atrás para la liberación de los presos, la paz y la reconciliación». La esposa de Leopoldo López señaló que «dicen que aquí va a pasar algo. Claro que sí va a pasar algo, vamos a liberar a todos los presos políticos. La amnistía significa el primer paso hacia la reconciliación y la paz para encontrarnos como hermanos, podernos abrazar como familia y dar soluciones porque Venezuela está muy mal. La crisis es profunda y hay mucho sufrimiento».

Rechazo del chavismo

En el debate legislativo destacó la intervención del diputado opositor Gilber Caro, del partido Voluntad Popular, quien afirmó que «en una Venezuela donde todos los ciudadanos están presos, producto de la ineficiencia y la persecución del régimen de Nicolás Maduro, todo el país está listo y esperando un proceso de paz y reconciliación nacional». Caro, un ejemplo de reinserción social, precisó que este proyecto persigue hacer justicia con todos los venezolanos inocentes, injustamente detenidos por la persecución paranoica del régimen.

El grupo parlamentario chavista intervino en el debate, pero sólo para rechazar el proyecto de amnistía. El presidente Maduro lo rechazó por adelantado. Sin embargo, con la mayoría cualificada de la oposición en el Parlamento, la ley será promulgada y ejecutada en el plazo reglamentario.

La diputada Nora Delgado consideró que se pretende el olvido de los «crímenes» en contra del «pueblo inocente». «No se puede permitir que una minoría venga a exigir impunidad para los asesinos (...) es una minoría porque esto no es un proyecto de ley que está en el sentimiento nacional», señaló Delgado.