Internacional

El Parlamento Europeo inicia el proceso para sancionar a Hungría por «serio deterioro del Estado de Derecho»

Es un primer paso que puede desembocar en la pérdida de derechos de voto para el país, cuyas autoridades han reaccionado restando importancia al hecho y culpando al financiero George Soros

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, en el Parlamento Europeo el pasado abril
El primer ministro húngaro, Viktor Orban, en el Parlamento Europeo el pasado abril - Reuters
Enrique Serbeto Estrasburgo - Actualizado: Guardado en: Internacional

El pleno del Parlamento Europeo puso este miércoles en marcha el proceso que puede desembocar en el grado más severo de sanciones contra Hungría, a causa de lo que una mayoría de diputados han denominado «un serio deterioro» del Estado de Derecho. Se trata de un primer paso que puede desembocar en la pérdida de derechos de voto para Hungría, cuyas autoridades han reaccionado restando importancia a este hecho y culpando al financiero George Soros.

La resolución fue aprobada por 393 votos a favor y 221 en contra, lo que envía una señal peligrosa para el primer ministro húngaro, Viktor Orban, cuyo partido forma parte del grupo popular europeo. «Los recientes acontecimientos en Hungría han tenido como consecuencia un grave deterioro del Estado de Derecho y de los derechos fundamentales que está poniendo a prueba la capacidad de la UE para defender sus valores», señala la resolución aprobada.

Hungría es el segundo país sometido a este tipo de críticas por parte de las instituciones europeas, después de Polonia. Con este país, el caso empezó directamente por parte de la Comisión Europea, que actualmente negocia con el Gobierno de Varsovia las reformas que considera que debe llevar a cabo.

Amenaza a la libertad de expresión

Desde que llegó al poder en 2010, Orban ha eliminado prácticamente los medios de comunicación críticos y ha reformado la institución judicial para situar a personas de su confianza en los puestos clave. Ha ganado todas las elecciones por mayorías aplastantes, de más del 70%. En política europea se ha negado a aplicar las decisiones de la Comisión para acoger y reubicar a los demandantes de asilo. También ha cerrado una universidad financiada por Soros, multimillonario de origen húngaro,

Para llegar a ser sancionado, la decisión debería aprobarse por unanimidad en el Consejo, por lo que Polonia e Hungría pueden vetar mutuamente esa posibilidad.

Toda la actualidad en portada

comentarios