La oposición venezolana propone a Maduro sentarse en la mesa de negociación

Este viernes está prevista la nueva ronda en el proceso de diálogo en República Dominicana

Actualizado:

La directiva de la coalición opositora le ha tomado la palabra a Nicolás Maduro para reunirse con él, pero no en Miraflores, como propone el mandatario venezolano, sino en la República Dominicana, donde este viernes 15 se han citado las partes en el conflicto para volver a verse la cara y continuar el proceso de negociaciones que busca una salida a la crisis de Venezuela.

Esta sería la segunda ronda en República Dominicana, bajo los auspicios del presidente dominicano Danilo Medina, desde que comenzó el proceso el 1 de diciembre, pero el quinto encuentro entre las partes desde octubre de 2016 pese a los fracasos del diálogo con la participación del Vaticano y el expresidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero.

El diputado Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior parlamentaria y portavoz de la delegación opositora, ofreció una rueda de prensa a los corresponsales extranjeros en la que dio detalles sobre la nueva ronda de conversaciones.

Afirmó que a la delegación opositora le encantaría sentarse con Maduro en la mesa de negociaciones de Santo Domingo para que los cancilleres de México, Chile, (Paraguay declinó) Bolivia, Nicaragua y las islas de San Vicente y Granadinas constataron de primera mano la postura del régimen y sus vaivenes.

Se mostró optimista con el avance de las conversaciones previas aunque no pudo revelar los aspectos del borrador de acuerdos que están discutiendo las partes. «No sabemos si tendremos éxito o no el 15 y si se firmará el acuerdo. Será una sola jornada del viernes sin duración predeterminada», dijo Florido.

Entre los aspectos que reclama la oposición está la apertura del canal humanitario, elecciones justas y transparentes con nuevas autoridades electorales, liberación de presos políticos y restitución de las facultades de la Asamblea Nacional. Y por la parte del oficialismo está la suspensión de las sanciones internacionales y reconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente.

Florido aclaró que la oposición no tiene ninguna responsabilidad sobre las sanciones internacionales ni puede suspenderlas, porque «no son contra Venezuela sino contra individualidades del régimen». Tampoco reconoce a la Constituyente de Maduro, porque es inconstitucional y rechazada por gran parte de la comunidad internacional.

En cuanto a la apertura del canal humanitario subrayó que el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, se opone a autorizarla por «ignorancia. Aquí no vendrán los cascos azules de la ONU». Dijo que la propuesta más viable es que se conforme una comisión mixta entre los organismos el Estado y las ONG, el gremio farmacéutico y Cáritas para que distribuyan las donaciones de medicina.

«Sabemos que el canal humanitario no resolverá la crisis de medicamentos, pero si ayudará a proporcionar a los enfermos críticos una esperanza para su curación», dijo.

Cerca de 300 presos políticos

En cuanto a los presos políticos dijo que habían hecho un censo entre las cifras del Foro Penal Venezolano (290 personas) y la de la abogada Ana Leonor Acosta, llegando a un total de 382 presos políticos. «Ya entregamos la lista definitiva y próximamente podrían ser liberados 114 personas después de la firma del acuerdo”.

El diputado Florido no sabe si habrá resultados o no el viernes 15 o si el gobierno pateará la mesa cerrando otro ciclo. Es probable que las negociaciones continúen el próximo año porque “tarde o temprano esta crisis terminará en una mesa de negociaciones”.

Para la delegación opositora, ampliada a la sociedad civil, «este ha sido el proceso más serio, no es un diálogo sino una negociación con propuestas concretas. Los procesos son complejos y no nos vamos a detener hasta lograr la firma del acuerdo. Si no se llega a un acuerdo».

En su opinión para el eventual acuerdo de negociación, la Fuerza Armada Nacional y todo el Ejecutivo deberán firmar el texto para que tenga mayor peso y compromiso.