El jefe de campaña de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Gerardo Blyde, se dirige a los periodistas
El jefe de campaña de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Gerardo Blyde, se dirige a los periodistas - Reuters

La oposición venezolana denuncia un «megafraude» en las elecciones regionales y pide auditar todos los votos

La Mesa de la Unidad Democrática no reconoce los resultados y llama a protestar en la calle

Actualizado:

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) planea solicitar la auditoría de todos los votos de las regionales por la sospecha de que se cometió un «megafraude», como lo califican los opositores, en las elecciones de gobernadores del domingo, en las que el régimen de Nicolás Maduro se atribuye 17 entidades y asigna cinco a la oposición.

Los representantes de la MUD se encuentran reunidos estudiando las acciones estratégicas que van a anunciar en las próximas horas para enfrentar los resultados oficiales, que «no reconocen» por las dudas generadas. Estas acciones incluyen protestas en la calle.

Las distintas firmas independientes habían proyectado que los candidatos opositores ganarían entre 12 y 18 gobernaciones. Pero sorpresivamente el CNE anunció unas cifras invertidas a favor de los chavistas. «Voltear un resultado ha marcado el principio del fin de todos los regímenes que se han atrevido a hacerlo», señala Félix Seijas, director de la consultora Delphos.

El partido Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López, actualmente bajo arresto domiciliario, «anunciamos responsablemente que no reconocemos los resultados comunicados por el CNE. Intentamos jugar democráticamente bajo las irregulares normas del régimen y su ADN dictatorial una vez más queda en evidencia ante el mundo».

El partido de López ha solicitado «a todos los equipos de campaña en los 23 estados que se audite el 100% del proceso. Esta es una exigencia», porque el proceso fue «desequilibrado con la ilegalidad de la prohibición de las sustituciones de candidatos e irregulares nucleaciones de centros inventadas las últimas 48 horas».

Voluntad Popular sólo reconocerá aquellos donde se conozca el 100% de las actas, es decir, el recuento de votos completo y no parcial.

En busca de pruebas

Por su lado, Liliana Hernández, coordinadora electoral de la MUD, aseguró que el domingo se perdió la comunicación con el 30% de los testigos y las actas de las máquinas de votación en el estado Miranda.

En sus declaraciones a la emisora de radio Circuito Éxitos, expresó: «No sabemos que pasó con algunos testigos», añadiendo que aún no tienen pruebas para demostrar un presunto fraude.

Según Hernández, el CNE es el único órgano que tiene en su poder las actas de las máquinas. «Todos tenemos que hacer el operativo de recolección de actas, esperar las de los campos que lleguen a la capital».

La dirigente reconoció que en la MUD tienen «la angustia» de no poder darle respuestas claras a los venezolanos, pues indicó que «la gente merece saber que pasó».

Uno de los favoritos de los comicios era el gobernador de Lara, Henri Falcón, que a la final resultó perdedor según el CNE. Durante la jornada electoral denunció que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y del Consejo Electoral (CNE) se negaron a cerrar los centros de votación en su zona, horas después de que debió darse el cierre oficial de los centros.

«A esta hora denunciamos que hay centros donde funcionarios de la GNB, CNE y PSUV (gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela) se niegan a cerrar», dijo el también candidato a la reelección en Twitter, donde también añadió que hay gente llegando a votar en horas de la noche en las que ya debieron cerrar las mesas.

Henri Falcón añadió: «Eso no se puede permitir. Hay centros donde sacaron a los testigos, cerraron y no proporcionan ninguna información». Además indicó que han comenzado «a circular sonidos para llamar a los colectivos, bandas paramilitares, a concentrase en el oeste de Barquisimeto (capital de Lara) para impedir cierre de centros».