El presidente del Parlamento, Julio Borges
El presidente del Parlamento, Julio Borges - EFE

La oposición pide refinanciar la deuda externa para no castigar a los venezolanos

En los próximos días el gobierno venezolano debe pagar unos 3.500 millones de dólares

Actualizado:

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, exigió a Nicolás Maduro refinanciar la deuda externa en lugar de pagar en los próximos días 3.500 millones de dólares a los acreedores para poder importar alimentos y medicinas, y permitir la ayuda humanitaria ante la gravedad de la crisis que padecen los venezolanos.

La aguda crisis causa estragos en el 80% de la población que se ve empujada a comer de la basura y morir de hambre por la escasez de alimentos, la hiperinflación o por falta de medicamentos. Y el régimen dictatorial no ha querido hacer reformas económicas sino aplicar las mismas recetas cubanas. Y en lugar de importar alimentos destina los pocos recursos al pago de la deuda externa.

Por esta razón el presidente del parlamento venezolano, alertó este domingo en una rueda de prensa que “en lugar de pagar los bonos a los prestamistas y enchufados que refinancie la deuda y abra el canal humanitario para que ingrese la ayuda internacional”.

Maduro tiene el dilema de pagar a los grandes bancos o cubrir necesidades de los venezolanos, pues, si el dinero se va a los bancos eso significa menos importación de comida, de medicinas y de los demás servicios que requiere el país, alertó el diputado.

Aseguró que el mundo entero está dispuesto a colaborar con medicinas y alimentos para Venezuela. “Nos hemos comunicado con diversos gobiernos del mundo y están dispuestos a traer, en horas, toneladas de alimentos y medicinas. Nadie entiende que sea Maduro el que diga que eso no entra a Venezuela y que aquí no hay necesidad. El régimen, por orgullo, quiere subordinar y someter a los venezolanos”, detalló.

A propósito, Borges denunció que es inaudito que en últimos años hayan ingresado más de un millón de millones de dólares a Venezuela, solo por concepto de petróleo y haya una crisis alimentaria y de salud. “Nuestro país ha tenido tanto dinero y está en quiebra porque se lo robaron, se lo regalaron a otros países y lo despilfarraron”, afirmó.

La realidad de Venezuela es que el régimen ha destruido toda la riqueza. La producción se ha reducido en 750.000 barriles menos, lo que significa que, en un año, Venezuela deja de percibir 15.000 millones de dólares, aunado a la destrucción del aparato productivo privado.

Para Borges, “el problema económico de Venezuela se llama Nicolás Maduro, y su modelo económico que no es más que una segunda Cuba, que pretende esclavizar a los venezolanos a depender del gobierno por comida”

El presidente de la AN propuso que, para evitar empeorar la situación -de por sí ya critica- es necesario refinanciar la deuda para que “ese dinero no se vaya a los bancos y se utilice para cubrir las necesidades de los venezolanos”. Para ello, recordó, es necesario que cualquier petición de refinanciamiento que pueda realizar el gobierno debe ser aprobada por la Asamblea Nacional, aprobación sin la cual cualquier intento de endeudamiento del Ejecutivo para sortear el dilema en que se encuentra, sería nulo.