ABC

Ya son ocho los niños muertos en Estados Unidos tras ser aplastados por una cómoda de Ikea

A la última víctima, de dos años, se le cayó encima el famoso producto de la multinacional sueca que también está a la venta en España

La compañía ya ha facilitado una serie de consejos para que no continúen ocurriendo este tipo de situaciones

MADRIDActualizado:

Ha vuelto a ocurrir. Un niño de dos años de Estados Unidos ha muerto tras ser aplastado por un mueble de Ikea. Jozef Dudek falleció en el acto después de que la cajonera se cayera sobre él mientras se encontraba durmiendo. El triste suceso aconteció en mayo, pero se ha dado a conocer ahora. Se trata de la octava víctima que se produce por un hecho similar a causa de una de sus cómodas Malm.

Los dos primeros fallecidos datan de 2014. En ese momento, Ikea ya advirtió a todas aquellas personas que habían adquirido el famoso producto de la multinacional sueca, que era muy importante anclarlo a la pared correctamente para evitar que no se volcara y produjera nuevas tragedias.

Dichas advertencias no impidieron que se hayan producido otras seis víctimas menores de edad más desde entonces, aunque las «instrucciones de montaje» sean bastante claras al respecto, según informan. En 2014, Ikea ya comenzó a ofrecer a los compradores de estas cómodas un kit de anclaje de pared.

29 millones de cómodas

Tras hacerse pública la tercera víctima, la multinacional retiró 29 millones de cómodas que ya había sido distribuidas por sus establecimientos en Estados Unidos. También ofreció el reembolso para aquellos consumidores que reforzaran la seguridad de dicho mueble. En España y otros países de Europa, dicha cómoda sigue a la venta. No hay que olvidar que las víctimas se han producido solo al otro lado del Atlántico.

La sede española de la marca, por su parte, asegura que dicho producto es «totalmente seguro». «Este mueble se debe fijar a la pared con el dispositivo antivuelco que se incluye, para evitar que vuelque», ha recordado estos días Ikea, uno de cuyos responsables ha declarado a ABC News que la investigación inicial ha determinado que la cómoda involucrada en este incidente no se fijó correctamente a la pared. Esa es la causa, argumentan, de que se cayera sobre Dudek. El abogado de la familia, Daniel J. Mann, ha denunciado que el diseño de la cómoda era demasiado peligroso y que no advirtió de ello a sus clientes.

A su vez, desde Ikea España quieren señalar las iniciativas, como labor preventiva, que han llevado a cabo:

- Destacan la importancia de fijar las cómodas a la pared, para evitar que puedan volcarse y provocar cualquier tipo de accidente. Además, comentan, desde hace décadas «incorporamos en todas las cómodas topes y herrajes de pared».

- A nivel internacional, IKEA ya lanzó la campaña «Secure it!» (¡Fíjalo a la pared!)

- También se ofrecen kits de seguridad adicionales a los que ya ofrecían en sus productos. Toda la información se encuentra en este enlace.

- A mediados de 2016, Ikea decidió que los montadores externos que trabajan para ellos en España no realizarán los servicios contratados si el cliente se niega a respetar las indicaciones de montaje e instalación del producto, «con especial atención a los sistemas de sujeción a la pared».