Internacional

Nueva huelga general en Grecia

Protestas contra las nuevas medidas que deberá tomar el gobierno para satisfacer a los acreedores del país

El Parlamento griego, en Atenas
El Parlamento griego, en Atenas - AFP

Hoy comienza una huelga general en Grecia “contra la política de austeridad, la pobreza y la miseria”, protestando contra las negociaciones entre el gobierno y los acreedores del país, que se concentran ahora sobre temas laborales y derechos sindicales así como temas energéticos. Posiblemente se llegue a un acuerdo sobre despidos masivos y nuevos recortes en el salario mínimo interprofesional, un aumento de horarios flexibles y sobre todo cambios en el régimen de los funcionarios. Ello podría introducir una reforma sobre puestos permanentes y posibles despidos, algo que el sindicato de los funcionarios griegos ADEDY quiere eliminar, ya que representa la posibilidad cercana de que se evalúen a los funcionarios, llegando a su despido mientras que podrían reducirse sus salarios, pensiones y beneficios laborales.

En la mañana de hoy se manifestarán en la capital la Confederación General de Trabajadores y ADEDY para “dar una respuesta a quienes con sus políticas continúan destruyendo a la sociedad y a la economía”, mientras que los sindicalistas comunistas de PAME lo harán por su cuenta y también la Confederación de pequeñas y medianas empresas GSEBEE, opuesta a “la catástrofe de las PYMES” griegas. La GSEE considera que “los frentes y desafíos a los que se enfrentan los trabajadores son numerosos y una vez más se enfrentan a demandas poco razonables de los acreedores y a dolorosas decisiones del gobierno dirigidas directamente al centro de nuestros derechos laborales”. Los sindicatos temen que abrá “un nuevo aumento del paro, un reciclaje de la recesión y la abolición de todo concepto de justicia social y seguridad laboral”.

En la práctica los griegos verán como durante el día de hoy funcionarán con problemas todos los departamentos estatales y de la administración local, sigue sin haber transporte marítimo, no funcionarán los trenes y los hospitales estatales funcionarán solo con el personal mínimo, mientras que los bancos se mantendrán cerrados y se verá también afectado el transporte público en Atenas.

Oposición de SYRIZA

Las medidas que deberá aprobar el gobierno para superar la segunda evaluación de los acreedores y tener acceso a nuevos tramos del tercer rescate son vistas en Atenas como un cuarto plan de reajuste, al que se opone… hasta el propio partido SYRIZA .

El departamento de Política laboral de SYRIZA ha “invitado a los trabajadores, a los parados, a los jóvenes a estar presentes en las manifestaciones ” denunciando “las políticas neoliberales que destruyen los derechos de los trabajadores” imponiendo “la continuación de las políticas de desregulación total en las relaciones laborales”. Esta protesta del propio partido SYRIZA contra el actual gobierno liderado por mayoría radical junto con el partido minoritario nacionalista de derecha ANEL muestra la ironía de la situación: por un lado el primer ministro Alexis Tsipras negocia con los acreedores para seguir obteniendo ayuda financiera (y evitar que el país salga de la Eurozona) y un alivio de la deuda pública que es insostenible y por el otro ve como parte de su propio partido critica sus política mientras que los sondeos reflejan una importante caída en intención de votos. El ultimo sonde de hace pocos días muestra en intención de votos al partido de centro derecha Nueva Democracia con un 31,5% frenta a SYRIZA con el 20,5% .

En el ultimo Eurogrupo del 5 de Diciembre no se aprobó la segunda revisión del tercer plan de rescate, ya que aun quedaban una serie de temas por aprobarse relacionados con reformas laborales y energéticas, aunque se acordaron medidas de corto plazo para aliviar la deuda publica griega (que supera el 180% del PIB) que no tendrán coste para los contribuyentes europeos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios