Internacional

El núcleo duro de Hamás se hace con el control de Gaza

Sinwar, elegido como nuevo líder, ha sido calificado por israelíes y palestinos de «radical»

Yehiya Sinwar
Yehiya Sinwar - REUTERS
MIKEL AYESTARAN Jerusalen - Actualizado: Guardado en: Internacional

La rama militar gana más peso en Hamás tras la elección de Yehiya Sinwar como su nuevo líder en Gaza. Sinwar, uno de los fundadores de las Brigadas de Ezzeldin Al Qassam, brazo armado de la organización islamista, toma el relevo de Ismael Haniye seis años después de ser liberado en el intercambio pactado entre Hamás e Israel por el soldado Gilad Shalit. Los israelíes pusieron en libertad a un millar de presos palestinos, entre ellos Sinwar, encerrado desde 1989 y condenado a cadena perpetua por el estado judío, y los islamistas entregaron a cambio al militar secuestrado tras retenerle durante cinco años. Se trata de una figura poco conocida para los medios comunicación, que durante los últimos años ha ejercido de asesor de Haniye y de enlace entre las ramas militar y política de la organización islamista que gobierna en Gaza.

Las elecciones en el seno de Hamás son secretas y los resultados se conocieron tras una votación celebrada durante dos semanas en Gaza, Cisjordania y entre prisioneros y representantes del grupo en la diáspora. La llegada de Sinwar, nacido hace 55 años en el campo de refugiados gazatí de Jan Younis, abre la puerta al resto de movimientos en la cúpula islamista en la que el ex primer ministro Haniye y Musa Abu Marzouk, vicepresidente del grupo, se disputan el puesto de Khaled Meshaal en la jefatura política. El de Haniye es el nombre que suena con más fuerza, sobre todo tras los últimos cuatro meses que ha pasado en Catar, uno de los países que más apoyo presta a Hamás.

Otro histórico de la organización, Khalil Al Haya, ha sido elegido para ejercer de nuevo número dos en un momento en el que Hamás pasa por sus momentos más delicados en Gaza después de diez años en el poder en los que la Franja ha sufrido tres ofensivas de Israel y en los que israelíes y egipcios no han levantado el bloqueo. La imagen del grupo se ha desgastado debido a la complicada gestión del día a día y en enero se produjeron manifestaciones multitudinarias debido a la falta de electricidad.

«Demasiado duro»

La elección de Sinwar, incluido en la lista de terroristas más buscados por EE.UU. desde 2015, hizo que israelíes y palestinos coincidieran en calificarle como «radical» y fuentes consultadas en la Franja, que pidieron el anonimato, lo definieron como «demasiado duro». Desde el final de la Operación Margen Protector en el verano de 2014 israelíes y Hamás mantienen una especie de tregua y en una visita reciente a la Franja un responsable de las Brigadas de Ezzeldin Al Qassam aseguró a este medio que «respetar el alto el fuego, como lo respetamos, no significa que confiemos en la palabra del enemigo. No queremos una nueva guerra ahora porque sabemos lo que ha sufrido Gaza». La crisis económica que sufre la Franja también ha llegado a Hamás, aunque «lo que más cuidamos es el ala militar, donde puede haber retrasos en los pagos, pero no ha habido recortes. Los militares cobran, aunque también hay muchos que son voluntarios», aseguraba esta misma fuente.

Toda la actualidad en portada

comentarios