Imagen de dentro de un supermercado saqueado en San Antonio del Táchira, Venezuela - AFP

Muere un adolescente de 15 años durante unos disturbios en Táchira, Venezuela

La Fiscalía venezolana ha indicado que los hechos se produjeron en torno a las 16.00 (hora local), «cuando el joven realizaba compras (...) cerca de donde se realizaba una manifestación»

Actualizado:

Un adolescente de 15 años ha muerto este miércoles a causa de las heridas sufridas durante la protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro que se celebró el martes en el estado venezolano de Táchira.

La Fiscalía venezolana ha indicado que los hechos se produjeron en torno a las 16.00 (hora local), «cuando el joven realizaba compras (...) cerca de donde se realizaba una manifestación». «Recibió un disparo a nivel umbilical» y fue trasladado inmediatamente al Hospital Central de San Cristóbal, donde ha muerto esta mañana.

«Mi mamá lo mandó a un abasto para comprar un harina-pan para la cena y no llegó más. Cuando nos llamaron ya lo tenían aquí en quirófano», ha contado la hermana de la víctima en un vídeo difundido por redes sociales. Según su versión, el joven entró diciendo que «habían sido los guardias nacionales».

«Maduro desgraciadísimo, que está desgraciando a toda Venezuela», ha dicho la hermana, que ha cargado también contra las fuerzas de seguridad, que «no se cansan de matar». «Los odio con toda mi alma. Me lo quitaron. Era un niño, tenía 15 años, apenas estaba empezando a vivir», ha subrayado llorando.

La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó de sus poderes a la Asamblea Nacional -controlada por la oposición desde 2016- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.

El Gobierno de Maduro ordenó dar marcha atrás en ambas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una «ruptura del orden constitucional» que requiere elecciones anticipadas.

Desde entonces, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no ha dejado de convocar manifestaciones multitudinarias que han acabado en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. De acuerdo con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, la dura represión de las protestas podría constituir un delito de lesa humanidad.