Raúl Castro alza el brazo de Miguel Díaz-Canel en una imagen del portal oficial cubadebate.cu - Afp
Nuevo presidente de Cuba

Miguel Díaz-Canel, en su primer discurso: «Raúl encabezará las decisiones en Cuba»

El nuevo presidente de Cuba afirma: «Los hombres y mujeres que forjaron la revolución «nos dan las claves de una nueva hermandad que nos transforma en compañeros y compañeras»

Actualizado:

Miguel Díaz-Canel, en su primer discurso como nuevo presidente de Cuba, ha mostrado su fidelidad a los Castro y ha reconocido que «Raúl se mantiene al frente de la vanguardia política». En este sentido, el hermano de Fidel Castro «encabezará las decisiones para el presente y futuro de la nación».

Según Díaz-Canel, elegido este jueves por la Asamblea Popular por 603 de los 604 votos emitidos, el hasta ahora presidente sigue siendo el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, «como el referente que es para la causa revolucionaria, enseñando y siempre presto» a enfrentar «al imperialismo, como el primero, con su fusil a la hora del combate».

El nuevo presidente cubano destacó ante los diputados, poco después de su elección: «Los hombres y mujeres que forjaron la revolución nos dan las claves de una nueva hermandad que nos transforma en compañeros y compañeras».

Díaz-Canel señaló este 19 de abril como un «día histórico» en el que «ya no solo se conmemora la primera derrota del imperialismo yanqui en América -en alusión a la fallida invasión de bahía Cochinos por cubanos disidentes apoyados por EE.UU. en 1961-, sino la toma de posesión de un nuevo gobierno en Cuba que hace evidente en las más altas esferas de dirección del país la continuidad de las nuevas generaciones con el legado de la generación histórica que fundó la revolución cubana».

El nuevo presidente hizo un reconocimiento del «liderazgo del general de Ejército Raúl Castro», del que subrayó que fue el candidato con más votos en las elecciones generales, sin mencionar la falta de libertad para escoger a otros candidatos que no fueran los propuestos por el propio régimen. Se refirió también a los comandantes de la Revolución, que, según sus palabras, al estar en la sala «dan la oportunidad de abrazar la historia», así como a «los oscuros intentos por destruirnos» de quienes no han podido destruir «el templo de nuestra fe», señaló.

Pese a la falta de libertad y de democracia en Cuba, Díaz Canel aseguró que con esta legislatura «culmina el proceso eleccionario de los últimos meses que el pueblo ha llevado a cabo consciente de su importancia histórica», en el que, según dijo, «ha elegido a sus representantes atendiendo a su capacidad para representar a las localidades, sin que mediara una campaña, sin corrupción ni demagogia». A su juicio, «este proceso ha contribuido a la consolidación de la unidad en Cuba».

En cuanto a las expectativas de los cubanos, subrayó que el nuevo Consejo de Estado debe continuar «actuando, creando y trabajando sin descanso, en vínculo permanente con su gente noble».

Refiriéndose a la Asamblea Nacional, comentó que «no importa tanto cuánto nos parecemos al país que somos, como el compromiso que contraemos con el presente y el futuro de Cuba». Para Díaz-Canel, «el Consejo de Estado y de Ministros tiene su razón de ser en el vínculo permanente con la población».

Durante su discurso, recuperó las palabras de Raúl Castro en la clausura del Congreso del Partido, cuando «dejó claro que su generación entregaría a los pinos nuevos las banderas de la revolución y el socialismo». «Asumo la responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios, desde cualquier trinchera, seremos fieles a Fidel y a Raúl, líder actual del proceso revolucionario», aseguró.

«Raúl, en la vanguardia política»

Los hombres y mujeres que forjaron la revolución, resaltó, «nos dan las claves de una nueva hermandad que nos transforma en compañeros y compañeras». Como otro logro heredado, destacó «la unidad que se ha hecho invulnerable» en el seno del partido, y en ese sentido afirmó: «Raúl se mantiene al frente de la vanguardia política. Él sigue siendo nuestro primer secretario como el referente que es para la causa revolucionaria, enseñando y siempre presto a enfrentando al imperialismo, como el primero, con su fusil a la hora del combate».

Más aún, añadió después, al advertir de las «las preocupaciones y las expectativas de un momento como este», que «el compañero Raúl encabezará las decisiones para el presente y futuro de la nación».

Únicamente aludió de pasada al proceso de deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, cuando glosó la labor de Raúl Castro en las relaciones internacionales. «Dirigió las relaciones diplomáticas con EE.UU., lideró la presidencia protémpore de la CELAC, el proceso de Cuba como garante para la paz en Colombia, y ha estado en todos los diálogos regionales y hemisféricos resaltando las razones de nuestra América», apuntó.