El presidente cubano Miguel Díaz-Canel visitó el lugar del accidente de avión
El presidente cubano Miguel Díaz-Canel visitó el lugar del accidente de avión - AFP

México suspende las operaciones de la aerolínea del avión accidentado en Cuba

Global Air será sometida a una «verificación extraordinaria mayor» con el objetivo de comprobar si la empresa cumple todas las normativas requeridas y para «recopilar información» sobre el accidente ocurrido el viernes pasado

Actualizado:

Las autoridades mexicanas suspendieron de forma temporal las operaciones de Global Air, la aerolínea mexicana propietaria del Boeing 737 cuyo accidente en Cuba causó un centenar de muertos, mientras se realiza una investigación de lo sucedido, informó hoy la Dirección General de Aeronáutica Civil. «Se está notificando a la empresa la suspensión temporal de actividades en tanto se lleva a cabo la verificación», explicó la entidad en un comunicado.

De acuerdo con Aeronáutica Civil, Global Air será sometida a una «verificación extraordinaria mayor» con el objetivo de comprobar si la empresa cumple todas las normativas requeridas y para «recopilar información» sobre el accidente ocurrido el viernes pasado. La compañía, registrada bajo el nombre de Aerolíneas Damojh, cuenta con una flota de tres aeronaves y disponía hasta ahora de autorización para fletar aviones y otorgar tripulación a otras compañías como Cubana de Aviación, empresa que operaba el vuelo accidentado. Asimismo, las autoridades mexicanas informaron de que Global Air ya había sido suspendida temporalmente de sus operaciones en dos ocasiones durante los últimos ocho años.

El 4 de noviembre de 2010, una aeronave de la compañía tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en la ciudad mexicana de Puerto Vallarta por un fallo técnico, lo que supuso una suspensión de actividades para la aerolínea entre noviembre y diciembre de ese año. Una aeronave de la empresa volvió a ser suspendida entre octubre de 2013 y enero de 2014 a raíz de la demanda presentada por Marco Aurelio Hernández, capitán de la empresa, que denunció irregularidades técnicas en el funcionamiento del aparato. De todos modos, Global Air superó con éxito la última verificación anual realizada por las autoridades mexicanas en noviembre de 2017 y dispone de un certificado explorador de servicios aéreos vigente hasta el 20 de enero de 2020.

Aeronáutica Civil destacó en el comunicado que «busca garantizar la máxima seguridad de las operaciones aéreas» y por ello llevará a cabo una verificación «extraordinaria» de la compañía durante la suspensión de sus actividades. El avión se estrelló el pasado viernes poco después de despegar del aeropuerto de La Habana con 104 pasajeros, en su mayoría cubanos, y seis tripulantes mexicanos, y solo tres mujeres sobrevivieron. La aeronave cubría la ruta nacional entre La Habana y Holguín, una provincia a casi 700 kilómetros de la capital en la que residían 67 de las 110 víctimas.