Internacional

Mattis, secretario de Defensa de Trump: «La OTAN sigue siendo una base fundamental para EE.UU.»

Traslada el mensaje de «fuerte apoyo» de Donald Trump a la Alianza Atlántica en su primera reunión en Bruselas

La ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, saluda al exgeneral Mattis en Bruselas
La ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, saluda al exgeneral Mattis en Bruselas - François Lenoise
ESTEBAN VILLAREJO Enviado Especial A Bruselas - Actualizado: Guardado en: Internacional

El secretario de Defensa de EE.UU., el exgeneral James Mattis, ha asegurado este miércoles que «la Alianza sigue siendo una base fundamental para EE.UU. y toda la comunidad trasatlántica, unidos como estamos el uno al otro».

En una puesta en escena de unidad, junto al secretario general Jens Stoltenberg, el representante de la Administración Trump ha querido así comenzar su primera reunión de ministros de Defensa en Bruselas de un modo conciliador.

Mattis, apodado militarmente como «perro loco», fue comandante supremo aliado de Transformación de la OTAN durante 2007-2009, por tanto no es de extrañar que se refiriera nada más llegar a la sede otaniana en estos términos: «Mi segundo hogar».

El nuevo jefe del Pentágono quiso también trasladar en su primer mensaje, «como el presidente Trump ha declarado, el fuerte apoyo a la OTAN». Hay que recordar que el presidente estadounidense en más de una ocasión ha criticado el excesivo peso que EE.UU. suporta en la inversión de Defensa (el 72,3% del total del Presupuesto de Defensa aliado) o que la OTAN no hiciera más en la lucha contra el yihadismo.

Mattis también recordó que la OTAN debe acometer transformaciones, como siempre ha venido haciendo a lo largo de su historia. Algo de lo que él mismo se ocupó durante esos dos años como alto mando de la Alianza Atlántica.

Por su parte, el secretario general de la OTAN se refirió al «momento crucial para nuestra Alianza trasatlántica». Aseguró que los 28 países aliados afrontan «los más complejos y demandantes desafíos a los que nos enfrentamos en una generación» y para ello «ni Europa o Norteamérica pueden hacerles frente de modo solitario».

Stoltenberg dio «la bienvenida al compromiso estadounidense al vínculo trasatlántico: una OTAN fuerte es bueno para Europa, una Europa fuerte es bueno para Norteamérica».

Toda la actualidad en portada

comentarios