Kurdos celebran en las calles después del referéndum de independencia de Kurdistán en Erbil norte de Irak
Kurdos celebran en las calles después del referéndum de independencia de Kurdistán en Erbil norte de Irak - EFE

El «Sí» a la independencia gana por más del 92 % en el referéndum kurdo

La Alta Comisión Electoral del Kurdistán iraquí anunció que el 92,73 % de los 4 millones de personas que acudieron a las urnas apoyaron la independencia

Actualizado:

La Alta Comisión Electoral del Kurdistán iraquí ha anunciado que más del 92 % de los votantes dijeron «Sí» en el referéndum de independencia que se celebró el pasado día 25 en la región autónoma, a pesar de la oposición del Gobierno central de Bagdad y de la comunidad internacional.

En una rueda de prensa en la capital kurda, Erbil, representantes del órgano dijeron que el 92,73 % de los 4 millones de personas que acudieron a las urnas apoyaron la independencia, siendo el porcentaje de participación del 72,16 %.

Además, el 7,27 % votaron «No» y se registraron 1,21 % votos nulos en la consulta que tuvo lugar en la región autónoma y en los territorios disputados entre el Gobierno kurdo y el iraquí, como la provincia de Kirkuk.

Barzani confirmó la victoria del 'sí' en su primer discurso tras la votación, en el que ha destacado que el Kurdistán entra ahora «en una nueva fase». En este sentido, ha instado al Gobierno central iraquí a dejar de lado «las amenazas y las sanciones» y emprender un «diálogo serio».

El mandatario ha instado a escuchar la voluntad expresada por la ciudadanía en las urnas y ha admitido que podría haber complicaciones a partir de ahora. El Gobierno de Haider al Abadi ya ha tomado represalias por una consulta que considera inconstitucional y este martes ha dado a la región kurda tres días de plazo para ceder el control de sus aeropuertos.

Vencido este ultimátum, el viernes a las 15.00 (hora local), Al Abadi dará orden de cerrar los dos aeropuertos, para lo cual dice haber contactado ya con varios países, si bien por el momento sólo Irán ha dado pasos en este sentido suprimiendo rutas.

El primer ministro iraquí ha advertido también de que no negociará con Barzani ningún tipo de contraprestación adicional: «Los líderes de la región del Kurdistán no escucharon los llamamientos para no celebrar el referéndum y no mantendremos ninguna discusión».

El Parlamento central autorizó a Al Abadi a tomar todas las medidas que considerase necesarias para frenar las ansias independentistas de la zona septentrional, pero el frágil equilibrio entre comunidades que rige la política en Irak obliga a Al Abadi (chií) a avanzar con cautela, lo que parece descartar a corto plazo las opciones del bloqueo económico e incluso acciones militares.