Internacional

Maduro vota con su «carné de la patria» y el sistema muestra en la pantalla que «la persona no existe»

El presidente de Venezuela acudió a votar a las 6.05 de la mañana acompañado por su mujer. El sistema ideado por el chavismo para controlar a sus votantes falló: «La persona no existe o el carné fue anulado»

Maduro vota con su «carné de la patria» y el sistema muestra en la pantalla que «la persona no existe»
ABC / EFE Madrid - Actualizado: Guardado en: Internacional

«Quise ser el primer voto», dijo Nicolás Maduro junto a su esposa, Cilia Flores, tras depositar su papeleta a las 06.05 de la mañana. Más pronto de lo previsto, el presidente de Venezuela quiso dejar constancia de su paso por las urnas registrando su «carné de la patria» en una de las máquinas que el chavismo ha ideado para controlar a los votantes de manera paralela al Consejo Nacional Electoral (CNE). Sin embargo, la jugada no le salió bien: «La persona no existe o el carné fue anulado», devolvió la pantalla tras escanear la tarjeta del presidente.

Un error que los líderes opositores utilizaron para alentar el boicot contra la votación para una Asamblea Consitituyente que amenaza con resquebrajar los últimos resquicios de libertad en el país. «Quieren hacerte creer que el carnet funciona para controlarte, pero el sistema no funciona ni con Maduro. Nadie se intimide!», escribió en su Twitter Julio Borges, presidente de la Asamblea Venezolana que la oposición domina tras los anteriores comicios.

Un error que se pudo ver en la propia cadena de televisión estatal VTV, lo que generó una gran cantidad de burlas y conjeturas de la oposición venezolana y de los internautas en las redes sociales.

Así funciona el carné para controlar a la gente

A pocos metros de las mesas de votación el chavismo gobernante en Venezuela vigila mediante un sofisticado sistema digital la fidelidad de sus adeptos, al menos de quienes acuden a las urnas este domingo para participar en la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), desde toldos rojos que fueron instalados en los alrededores y a veces dentro de los centros de votación, lleva un control de los ciudadanos que participan en la contienda, y que es paralelo a los registros del Consejo Nacional Electoral (CNE).

15 millones de personas tienen en Venezuela el «carné de la patria»
El sistema es conocido en el país caribeño como el «carné de la patria» y fue creado a principios de año por el presidente, Nicolás Maduro, para llevar un registro de las necesidades socioeconómicas de los inscritos -unos 15 millones según el Gobierno- y de los beneficios que han recibido de la llamada revolución bolivariana.

Mayeli Sanz, portavoz del PSUV en la localidad de Mamera, explicó a Efe que el punto rojo de esa zona empezó a funcionar a la misma hora que el centro electoral y se ubicó justo enfrente para atraer a los votantes después de que estos pasen por las urnas. Dijo además que los chavistas que operan en este lugar están «debidamente autorizados» para orientar a los electores sobre cómo votar y por quién.

Maduro fue el primer votante de la jornada y también el primero en someter su carné al software de escáner que instalaron en sus teléfonos inteligentes miles de personas al servicio del partido de gobierno.

En el centro de votación de Maduro, ubicado en la parroquia Catia, el punto rojo corrigió el error suscitado con su primer elector y echó a andar un sistema completamente digital por el que decenas de personas pasaron después de sufragar. El coordinador en el sitio, Ender Urrutia, consideró que la fila de gente esperando para registrar sus carnés «habla mucho de la confianza que tiene el pueblo en el Gobierno venezolano y las políticas sociales».

Urrutia aseguró que este censo es «voluntario», pese a que en muchos casos se lleva a cabo en las puertas de los centros electorales, y que las personas que rechacen este mecanismo no sufrirán represalias por parte del Gobierno. La tecnología en cuestión es la principal herramienta de Maduro para promover la participación en los comicios sin importar a quién elija el votante porque la mayoría de los candidatos son seguidores de su gobierno; no obstante requiere de una alta presencia en las urnas para dar legitimidad a la polémica elección.

Toda la actualidad en portada

comentarios