Vídeo: Los billetes de 500 bolívares llegan a Venezuela - Europa Press

Maduro militariza Venezuela para evitar una explosión social similar al «Caracazo»

Ordena custodiar los accesos a Caracas para que no cunda la inestabilidad que azota al resto del país

Corresponsal en CaracasActualizado:

«En minutos se fue al garete el esfuerzo de 18 años». Así describía el gerente del hipermercado al por mayor Makro, en Ciudad Bolívar, el saqueo que sufrió su comercio el pasado fin de semana. Cerca de 450 negocios se vieron afectados por el vandalismo en el estado Bolívar (sur de Venezuela), según denunció ayer la patronal Fedecámaras. «Vi a los uniformados de la Guardia Bolivariana que permitían entrar a saquear la tienda y de paso destrozar y llevarse el trabajo de años», agregó el empresario.

Ciudad Bolívar, capital del estado Bolívar, ha sido la chispa de un estallido social que los chavistas siempre han negado que podía repetirse durante su gobierno el llamado «Caracazo» de 1989. Las imágenes de destrucción y muerte (al menos cuatro víctimas mortales en Bolívar) han debido asustar al presidente Nicolás Maduro, que prolongó el cierre de la frontera con Colombia y Brasil hasta el 2 de enero y la vigencia del billete de 100 bolívares que quiso retirar de la circulación la semana pasada sin que hubieran llegado la nueva moneda.

Para evitar que se propaguen los saqueos de Bolívar y otros estados fronterizos como Táchira, Zulia y Apure, Maduro ha ordenado custodiar los accesos a Caracas por carretera. Los soldados patrullaron las calles, los vecinos montaron barricadas y los comerciantes evaluaron ayer los daños causados en sus locales en las zonas de Venezuela más afectadas por la violencia desatada a causa de la escasez de dinero en efectivo. Al menos 405 personas han sido detenidas, según las autoridades.

«Cómplices»

El secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Chuo Torrealba, denunció por su parte que los cuerpos de seguridad son cómplices en esta ola de saqueos y vandalismo. «Hemos visto que los policías y guardias han abierto las puertas de los comercios y han robado productos. Ya no se puede confiar en la autoridad y la culpa es de Maduro», subrayó Torrealba. La oposición elevó a cinco el número de víctimas mortales, aunque las autoridades sólo confirmaron el asesinato un hombre, una mujer y un niño de 14 años en Bolívar, el estado más afectado.

Raimon Moya, de 29 años, se resguardó en una estación de policía mientras que los saqueadores atacaban su carnicería en la capital del estado Ciudad Bolívar. «Era como ver el asesinato de un niño», explicó, «usted trabaja toda su vida por algo y en unos minutos lo destruyen».

El presidente Maduro pospuso la retirada de los billetes de 100 bolívares hasta el 2 de enero en el fin de dar tiempo para que los nuevos billetes entren en circulación. La inesperada eliminación de los billetes de 100 bolívares sin que llegaran los nuevos, decretada hace una semana, dejó a muchos venezolanos que solo utilizan dinero en efectivo sin poder realizar operaciones básicas en vísperas de la Navidad. Nicolás Maduro prohibió asimismo este mes la compraventa de inmuebles.

En la oposición no hay mucho optimismo sobre la entrada en circulación de los nuevos billetes de 500 bolívares. José Guerra, economista y diputado de la Asamblea Nacional, aseguró que el proceso para «calibrar» los cajeros automáticos para que reconozcan los billetes nuevos –que está previsto que lleguen a Venezuela en los próximos días– podría tardar entre 25 y 30 días.

Barricadas

En Ciudad Bolívar, los residentes formaron barricadas en las calles para proteger tanto a personas como a las tiendas de la violencia. Incluso han hecho turnos para vigilar desde los tejados durante la noche. La ciudad de La Fría (en el altiplano andino, estado Táchira), amaneció ayer llena de escombros y paquetes vacíos por el suelo. Ocho tiendas de alimentación, de propietarios chinos, figuraban entre los 16 puntos de venta saqueados, según denunciaron las autoridades. Algunas oficinas del gobierno local también fueron asaltadas. Al menos 33 personas fueron detenidas en La Fría durante el fin de semana. «Estoy arruinado, no tengo palabras para describir lo que sucedió», se lamentó el dueño de un supermercado de esta ciudad de Táchira, fronterizo con Colombia.