Nicolás Maduro y Cilia Flores bailan durante la campaña
Nicolás Maduro y Cilia Flores bailan durante la campaña - REUTERS

Maduro intenta alegrar su campaña presidencial con unos pasos de bolero

El presidente de Venezuela aparece en la televisión pública bailando y cantando frente a las multitudes

CARACASActualizado:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que ya antes ha presumido de su destreza para la salsa con ritmo caraqueño, aparece en la televisión pública durante su campaña electoral para la reelección bailando y cantando un bolero frente a las multitudes que le aplauden y le gritan pidiéndole ayudas.

Apenas suena la mítica pieza de los años 50 Piel Canela, la primera dama, Cilia Flores, sale de bastidores para acompañar a su marido que da unos cuantos pasos de baile para avivar a la masa de partidarios, una escena que se ha convertido en un show que se repite a lo largo de la campaña.

«A este hombre que está parado aquí lo único que le importa es la felicidad (...) por eso me parece perfecta la canción, vamos a cantarla, vamos a bailarla, todos porque a la revolución 'le importas tu, y tu y solamente tu'», cantó Maduro en el estado de Yaracuy (oeste) recitando la letra del puertorriqueño Bobby Capó.

En alguna ocasión el líder de la llamada «revolución bolivariana» ha bromeado en público asegurando que el motivo por el que le envidia el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con quien mantiene importantes discrepancias, es porque él sí sabe bailar.

Al igual que en otras campañas electorales, el líder chavista ha hecho una gira por todo el país acompañado de varios artistas nacionales que encienden con música las enormes tarimas, con los habituales derroches de los oficialistas pese a que se desarrollan en uno de los momentos más críticos de la economía venezolana.

Las multitudes que acompañan los actos de calle de Maduro son generalmente trabajadores públicos, beneficiados de programas sociales, y partidarios de las clases menos favorecidas de la sociedad que en medio de los espectáculos reclaman sin cesar alimento, vivienda, coches, la asignación de recursos o subsidios públicos.

Los analistas opinan que esta puede ser una de las elecciones con menor participación de la historia, un pronóstico que se calcula basándose en el llamamiento de la principal alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a no votar en el proceso, que adelantan que será «fraudulento».

Pese a que tres opositores -que no pertenecen a la alianza- se mantienen en la contienda, Maduro se presenta a la reelección con los principales líderes de la oposición y más fuertes rivales fuera de juego por inhabilitaciones o por estar bajo medidas de privación de libertad.

En los comicios se medirán, además de Maduro, el opositor Henri Falcón, que se apartó de la decisión de la MUD de no participar e inscribió su candidatura; el expastor evangélico Javier Bertucci y el ingeniero Reinaldo Quijada.