Miguel Henrique Otero (izquierda) y Bieito Rubido, antes de comenzar el acto del Foro Nueva Comunicación
Miguel Henrique Otero (izquierda) y Bieito Rubido, antes de comenzar el acto del Foro Nueva Comunicación - JAIME GARCÍA

«Maduro cuenta con ocho ejércitos para reprimir Venezuela»

Miguel Henrique Otero, editor de «El Nacional», denuncia la represión y la grave crisis social y económica que sufre su país

MADRIDActualizado:

Horas después del «asesinato» del exinspector de la policía Óscar Pérez, «con un lanzacohetes ruso, después de intentar rendirse», el presidente editor del diario venezolano «El Nacional», Miguel Henrique Otero, ofrecía hoy, en el marco del Foro de la Nueva Comunicación, en Madrid, una dramática radiografía de la situación que atraviesa su país, al que califica de «narcoestado» por los vínculos de algunos de los miembros del Gobierno con el narcotráfico.

Este periodista «valiente», que vive en el exilio «por publicar informaciones molestas» para el régimen de Maduro, como le presentó el director de ABC, Bieito Rubido, encargado de glosar su trayectoria, se refirió, entre otros aspectos, a la grave crisis económica que sufre Venezuela, con una hiperinflación que el año pasado superó el 2.600%, y que el FMI ha pronosticado que «podría alcanzar el 17.000% en 2018»; con un PIB negativo y «un 70% de desabastecimiento de medicinas y de productos básicos».

A esto se suma «el desmantelamiento de la industria del petróleo, y también de la Justicia», con un Tribunal Supremo formado por miembros afines al régimen, la elección de una Asamblea Nacional Constituyente ilegítima, y la violación sistemática de los derechos fundamentales, entre ellos el de libertad de expresión. «El caso de Óscar Pérez no salió en la televisión y radio públicas, pero él logró comunicarse con el pueblo venezolano a través de las redes sociales», destacó Otero.

La sombra de Cuba

El director de «El Nacional», el único periódico opositor que se publica en papel en Venezuela, detalló las alarmantes cifras de la represión política: 12.000 heridos durante las pasadas protestas, y 300 presos políticos –«cinco o seis veces más que en Cuba»–. Una represión que ahora «se intensificará» tras el asesinato de Óscar Pérez. Para ello, «el presidente Maduro tiene ocho ejércitos a su disposición»: la milicia, formada por civiles; la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), las FARC y el ELN, «que controlan cuatro estados de Venezuela, y que no fueron incluidos en el acuerdo de paz de Colombia»; los colectivos, «que funcionan como fuerzas paramilitares»; militares asesorados por Cuba –«los anillos de seguridad de Maduro son los cubanos»–; las fuerzas armadas regulares, y la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

En cuanto a la salida a esta situación, para Otero no hay una única solución, sino la combinación de varias: «La insubordinación militar ya se está produciendo, la explosión social también, pues en el último mes se produjeron 175 saqueos; la fractura entre los chavistas existe». A esto habría que añadir la consolidación de un discurso internacional, acompañado de ayuda humanitaria, y, por último, la realización de unas elecciones «que alimentarían también la acción social».

Optimista, a pesar de toda las dificultades, Otero se mostró convencido de que su periódico publicará el titular más deseado: «Venezuela regresa a la democracia».