La candidata oficialista Erika Farias, junto a una estatua de Hugo Chávez
La candidata oficialista Erika Farias, junto a una estatua de Hugo Chávez - Reuters

Maduro chantajea con el «carné de la patria» para llamar a las urnas en las elecciones municipales

Los votantes en los comicios locales de mañana accederán a medicinas y comida

Actualizado:

La campaña electoral de las elecciones municipales convocadas para este domingo en Venezuela se cerró el sábado, como de costumbre, con un decreto de «ley seca» y la prohibición de portar armas, aunque las bandas paramilitares chavistas, denominadas «colectivos», se saltan los anuncios oficiales y amedrentan ante los comicios por encargo de sus superiores.

El presidente Nicolás Maduro tuvo que exhortar en el «Noticiero de la patria», transmitido de forma obligatoria tres veces al día en todas las estaciones de radio, que vayan a votar este domingo por los candidatos oficialistas a las 335 alcaldías, porque habrá seguridad en los comicios. Y recordó a los votantes que lleven el «carné de la patria» y se registren en los «puntos rojos» de los 14.000 centros electorales para que puedan recibir los beneficios que les tiene reservados.

Se trata de un poderoso gancho ante la escasez de comida y medicinas y la hiperinflación que se traga los pocos ingresos del presupuesto familiar y que, según la Asamblea Nacional, alcanza el 1.369% en lo que va de año. El diputado y miembro de la Comisión de Finanzas del parlamento, Ángel Alvarado, estima que al cierre de 2017 los venezolanos tendrán «una inflación del 2.000 a 2.100%», una cifra sin precedentes en Venezuela.

Mientras, el dólar se cambia en el mercado paralelo a 95.440,47 bolívares, según el portal «DólarToday». Para el diputado José Guerra, los venezolanos necesitarán en marzo billetes de 200.000 y 500.000 bolívares, que todavía no están en circulación.

Este récord de inflación desanima a los electores a la hora de ir a las urnas el domingo y la abstención acecha tanto al oficialismo como a la oposición. Según la analista Thays Peñalver, «más que desmoralización, la oposición siente desmotivación». No obstante, en las largas colas para comprar pollo –un producto escaso y regulado– en el mercado de Quinta Crespo, ABC pudo comprobar que la mayoría de los consumidores no piensa votar por los candidatos oficialistas, aunque «tal vez alguien con el carné de la patria lo haga obligado», comentaba uno de ellos.

El periodista Nelson Bocaranda, del portal «Runrun.es», denuncia que un dirigente del gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ideó la elaboración de unos ocho millones de chequeras que con valor de 500.000 bolívares (5,26 dólar) tuvieran cinco cheques cada una de ellas, es decir cada cheque con valor de 100.000 bolívares, para ser entregados antes de las próximas elecciones a los titulares del «carné de la patria». Y añade que esas chequeras solo se podrán activar después de votar, codificándolas en un punto rojo de control en los propios centros de votación.

Boicot de la oposición

La oposición apenas tiene aspiraciones en esta cita electoral tras su debacle en los comicios a gobernadores del pasado 15 de octubre, en los que de 23 apenas ganaron cinco gobernaciones y en los que se denunciaron numerosas irregularidades.

La cúpula de la coalición de la Mesa de la Unidad Democrática decidió no ir a las municipales por temor a la repetición del fraude de las regionales. De las 19 organizaciones políticas que militan en la MUD, sólo tres partidos –Un Nuevo Tiempo, Avanzada Progresista y el Movimiento al Socialismo (MAS)– decidieron participar en las municipales.