Internacional

Macron: «Arabia Saudí y Qatar financian el terrorismo»

El presidente francés consuma una aparente ruptura de fondo, denunciando la financiación saudita y qatarí. Sus antecesores practicaron una política de «entendimiento y cooperación», diplomático, económico y militar

Emmanuel Macron, presidente de Francia
Emmanuel Macron, presidente de Francia - REUTERS

Con una franqueza inusual en el lenguaje diplomático convencional, Emmanuel Macron ha declarado que Arabia Saudí y Qatar han financiado las actividades de grupos terroristas.

En una entrevista exclusiva concedida al semanario Le Point, el presidente Macron declara: «He comenzado por establecer una relaciones de franqueza con todas las potencias del Golfo. En mi diálogo con los Emiratos, Arabia Saudí y Qatar he abordado la cuestión de la financiación del terrorismo. Qatar y Arabia Saudita han financiado grupos que, siendo distintos, han contribuido al terrorismo».

No era un secreto que saudíes y qataríes llevan años, quizá décadas, financiando grupúsculos y actividades directa e indirectamente relacionadas con el terrorismo. Arabia Saudí y Qatar, por su parte, se han acusado mútuamente de financiar grupúsculos terrorista rivales.

Macron consuma una aparente ruptura de fondo, denunciando la financiación saudita y qatarí. Sus antecesores, Nicolas Sarkozy y François Hollande, practicaron una política de «entendimiento y cooperación», diplomático, económico y militar. Francia es una de las grandes potencias en el terreno estratégico de la venta de armas. A los cuatro meses de su instalación en el Elíseo, Macron anuncia una posible «nueva doctrina» nacional, en ese terreno.

Macron comenzó por subrayar que la lucha contra el terrorismo islámico era la primera y gran prioridad de la nueva diplomacia nacional.

Confirmado ese objetivo, el presidente de la República anunció la próxima convocatoria de una conferencia internacional destinada a combatir la financiación del terrorismo. En sus declaraciones al semanario «Le Point», Macron afirma que dos grandes potencias musulmanas, con mucho poder e influencia, incluso en la escena deportiva mundial, son dos de los primeros proveedores de fondos del terrorismo islámico.

Macron pone el dedo en otra llaga cancerosa: Arabia Saudí y Qatar han financiado y continúan financiado las actividades de grupúsculos terroristas «rivales». Cuando es harto frecuente presentar el terrorismo islámico como un «frente único», Macron recuerda otro detalle bien conocido de los especialistas: Qatar y Arabia Saudí financiar actividades religiosas y menos religiosas, terroristas, que llegan a enfrentarse con derramamiento de sangre en varios frentes estratégicos, como en Siria.

Toda la actualidad en portada

comentarios