AFP

La ONG del Aquarius: «Si no rescatamos a los inmigrantes, simplemente habrá más muertos»

Julie Begin, de Sos Méditerranée, explica a ABC que la situación de las personas que abandonan Libia es tan desesperada que no temen arriesgar su vida en el mar

MADRIDActualizado:

Mientras 629 inmigrantes siguen a bordo del Aquarius, barco de la ONG Sos Méditerranée dedicado al salvamento de inmigrantes en el mar Mediterráneo, algunos critican el supuesto efecto llamada que estas acciones acarrean, considerando que la ayuda humanitaria solo empeora, a largo plazo, la situación. Eso parece argüir el líder de la Liga Norte y ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, cuando dice: «Desde hoy, también Italia comienza a decir no al tráfico de seres humanos, no al tráfico de la inmigración clandestina. Mi objetivo es garantizar una vida serena a estos niños en África, y a nuestros hijos en Italia», según ha afirmado en Twitter.

Julie Begin, de la ONG Sos Méditerranée, encargada del Aquarius, muestra su desacuerdo con las opiniones de Salvini: «La gente no va a parar de venir. La prueba es que cuando la nave Mare Nostrum detuvo su actividad, no pararon las salidas. Si no hay personas para salvar a los inmigrantes, simplemente hay más muertos», explica a ABC. «La gente que encontramos en el agua ha sufrido torturas en Libia, abusos. Todos dicen que prefieren morir en el mar a volver a los campos de detención», señala al otro lado del teléfono.

Según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), alrededor de 120.000 personas cruzaron de Libia a Italia en 2017. Allí, informa la misma fuente, inmigrantes y refugiados suelen ser víctimas de los traficantes, y son sometidos a distintos tipos de abusos.

Acción humanitaria interrumpida

La ONG Sos Méditerranée nació en 2015 y se autodefine como una «asociación civil de salvamento en alta mar», creada al calor «de la urgencia humanitaria en el Mediterráneo». «Desde febrero de 2016 —se lee en su página web—, el Aquarius, un barco de 77 metros fletado por las asociaciones de Francia, Alemania e Italia, comienza su misión en el eje migratorio más mortal del mundo, entre Libia e Italia. En diez meses de presencia en el mar y 17 operaciones, 11.261 personas han sido recibidas por los salvadores de Sos Méditerrané a bordo del Aquarius: 7.127 vidas salvadas durante rescates realizados en barcos en riesgo y 4.134 personas tomadas desde otros barcos».

Tras la llegada de la Liga Norte al Gobierno de Italia, la acción del Aquarius se enfrenta a nuevas dificultades. Como explica Begin, «es la primera vez» que Sos Méditerranée no puede llevar a cabo su labor humanitaria: «El Centro de Coordinación de Rescate Marítimo (MRCC, por sus siglas en inglés) nos dice el lugar donde debemos ir con los inmigrantes rescatados. El fin de semana, nos dio instrucciones para salvar dos embarcaciones que estaban en peligro, y luego nos pidió llevar a puerto a otras personas rescatadas por tres naves de la Marina Italiana y por un barco mercante italiano», señala. De las dos embarcaciones rescatadas por el Aquarius, «una estaba en estado crítico, porque el barco se había roto. La gente estaba en el agua y además era de noche», concluye.