Fotografía cedida por Presidencia de la República del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro (i), quien saluda al presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (d), durante su encuentro en Lima (Perú)
Fotografía cedida por Presidencia de la República del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro (i), quien saluda al presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (d), durante su encuentro en Lima (Perú) - EFE

Kuczynski retira la invitación a Maduro para asistir a la Cumbre de las Américas en Perú

El Grupo de Lima declara «non grata» la presencia del dirigente venezolano

Corresponsal en LimaActualizado:

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, declaró que su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, no es «bienvenido» en la VII Cumbre de las Américas que se realizará en abril próximo en Lima.

Kuczynski viró su postura inicial de recibir a Maduro, después de la reunión en la capital peruana del «Grupo de Lima», formado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, que decidieron declarar «no grata» la presencia de Maduro en el encuentro organizado por la Organización de Estados Americanos (OEA).

«Perú ha decidido expresar que su presencia (de Nicolás Maduro) ya no será bienvenida a la octava Cumbre de las Américas de Lima», dijo la canciller de Perú, Cayetana Aljovín, al tiempo que resaltó que «aceptar presencia de Nicolás Maduro es ir contra principios democráticos».

El «Grupo de Lima» además de solicitar que no se reciba a Maduro en Lima, indicó que no reconocerán los resultados de las elecciones presidenciales del 22 de abril, al tiempo que solicitaron a Venezuela, que abra un corredor para acceso a alimentos y medicinas como ayuda humanitaria.

La Canciller de Colombia, María Angela Holguín, descartó en Lima la posibilidad de intervenir militarmente en Venezuela aclarando que «tenemos suficientes problemas en Colombia en los cuales nos estamos ocupando para pensar en una intervención militar en Venezuela. Jamás lo hemos pensado».

En tanto, el presidente PPK (como se le conoce en Perú), dijo en su cuenta de Twitter que «considerando la actual situación en Venezuela, mi gobierno ha decidido que la presencia del presidente Maduro en la VIII Cumbre de las Américas, ya no es bienvenida. Esta decisión cuenta con el respaldo del Grupo de Lima y se sustenta en la Declaración de Quebec de 2001».

«Este documento señala que cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático en un Estado es un obstáculo insuperable para su participación en el proceso de Cumbres de las Américas. Esta VIII Cumbre será un éxito con la presencia y respaldo de los demás presidentes de las Américas», finalizó.

Cateriano: «Los abusos justifican la decisión»

El ex primer ministro Pedro Cateriano señaló al ABC que «es la primera vez que ocurre que un gobierno anfitrión impida la entrada a un presidente y considero que es una postura correcta».

«El Perú como país anfitrión estaba obligado a invitar a (Nicolás) Maduro. A partir de un debate del llamado Grupo de Lima, sobre la presencia del dictador venezolano en la cumbre, el Gobierno peruano ha tomado una decisión soberana. La situación política en Venezuela y los abusos de Maduro justifican una reacción como la adoptada», agregó Cateriano.

«Para mí no hay coherencia entre indultar al exdictador Fujimori y cerrarle el paso a Maduro. No se puede ser tolerante con las dictaduras nacionales y alguien crítico con las extranjeras. La dictaduras como forma de gobierno deben ser condenadas.

El indulto que PPK le concedió al ex dictador Fujimori, le resta credibilidad a su gesto político con el tirano venezolano», concluyó el ex Primer ministro.