Kim Jong-un, mientras visita a heridos por un accidente de tráfico en Corea del Norte
Kim Jong-un, mientras visita a heridos por un accidente de tráfico en Corea del Norte - EFE

Kim Jong-un visita a las víctimas chinas del accidente de autobús en Corea del Norte

El líder norcoreano expresó sus «profundas condolencias» por la muerte de 32 turistas chinos en el accidente de autobús acaecido en su país, y visitó a los heridos en un hospital

Actualizado:

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, expresó sus «profundas condolencias» por la muerte de 32 turistas chinos en el accidente de autobús acaecido en su país, y visitó a los heridos en un hospital norcoreano, informaron hoy los medios estatales.

Kim manifestó su «incontrolable tristeza» por el suceso, y realizó el lunes una inusual visita a la embajada china en Pyongyang para rendir homenaje a las víctimas del accidente sucedido el domingo y trasladar su pésame a los allegados, según la agencia estatal KCNA.

El accidente dejó 32 turistas chinos fallecidos y a otros dos gravemente heridos, además de costar la vida a cuatro ciudadanos norcoreanos, según informó en la víspera el Ministerio de Exteriores chino, mientras que los medios del hermético régimen no han dado más detalles del suceso.

El líder afirmó que el pueblo norcoreano siente el suceso «como una desgracia propia» y señaló que se tomarán todas las medidas necesarias para apoyar a los afectados.

El diario oficial del Partido de los Trabajadores, el Rodong, publica hoy en su portada varias fotografías del dictador en la embajada china junto a representantes diplomáticos de este país, así como en el hospital visitando a las víctimas.

La visita del líder norcoreano a la embajada china ha sido la primera que recogen los medios nacionales desde que Kim Jong-un llegó al poder a finales de 2011, y tiene lugar en un momento de mejora de las relaciones entre Pekín y Pyongyang tras una época de distanciamiento debido a los programas armamentísticos de Corea del Norte.

El líder norcoreano realizó a finales de marzo un viaje secreto para reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, -lo que supuso su debut diplomático- en un encuentro que estuvo centrado en los preparativos de las cumbres previstas entre Kim y los mandatarios de Seúl y Washington.

Pekín, por su parte, señaló que está «investigando» los detalles del suceso y anunció que miembros de su legación diplomática en Pyongyang ha viajado al lugar del accidente, además del envío a Corea del Norte de representantes del Ministerio de Exteriores y de cuatro médicos chinos.