Vídeo: Israel desoye a la ONU y prevé nuevos asentamientos en zonas palestinas - ATLAS

Israel teme la cumbre para la paz del 15 de enero en París

Tras la condena en la ONU, en el foro se estudiarán posibles sanciones por los asentamientos

Corresponsal en El CairoActualizado:

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, teme los últimos coletazos de la Administración Obama. Y la cumbre de Paz en Oriente Medio que se celebrará el 15 de enero en París, tras la firma de la resolución que declara ilegales los asentamientos israelíes más allá de las fronteras de 1967, es el escenario que, según sospechas de las que ha hecho partícipes a sus ministros, podrá traer sanciones y nuevas medidas contra el Estado de Israel. «El voto del Consejo de Seguridad no es el final de este asunto», advirtió Netanyahu.

«Se trata de la cumbre de un moderno juicio de Dreyfus. El acusado, en lugar de ser un solo judío, será toda la nación israelí», azuzó ayer el ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, haciendo referencia a un polémico juicio francés contra un oficial judío que degeneró en varios incidentes antisemitas.

Pese a las reiteradas quejas israelíes, el Gobierno galo -que votó a favor de la resolución- ha insistido en la cumbre, que reunirá a representantes de más de 50 países y se celebrará apenas cinco días antes del relevo de Donald Trump en la Casa Blanca. En el encuentro, en el que no participan representantes israelíes ni palestinos, se presentará un paquete global de ideas para la solución del conflicto, y tanto Netanyahu como el propio Mahmoud Abbás, líder de la Autoridad Nacional Palestina, creen que se aprovechará para presentar las medidas o sanciones internacionales contra los asentamientos, de las que carecía la resolución 2334. «Esperamos que la conferencia traiga mecanismos y un calendario para acabar con la ocupación», declaró Abbás.

Ampliación de las colonias

La decisión del Consejo de Seguridad de la ONU es «un toque de atención a Netanyahu» sobre su política de colonias en territorios palestinos, recogen editoriales de diarios como Haaretz o Ynet. Hoy, el Ayuntamiento de Jerusalén tiene previsto aprobar la construcción de 618 nuevos apartamentos tras la línea verde en Jerusalén Este, que se unen a los más de 1.506 aprobados en esta zona sólo en 2016.

La respuesta de Netanyahu a la resolución de la ONU ha sido la congelación de contactos internacionales con los países que apoyan la resolución de la ONU: según informaron ayer medios locales, el primer ministro anunció que no se reunirá con su homóloga británica, Theresa May, durante el foro económico de Davos que se celebra en enero, y ordenó a los miembros de su gabinete que suspendieran toda visita a los países que apoyaron «la resolución anti-israelí», entre ellos España, pero también Rusia, Reino Unido y Francia. No ha anunciado otras medidas contra estos países, pero sí contra Senegal y Angola con los que suspendió los acuerdos de cooperación y ayuda al desarrollo