Soldados israelíes posan durante unas maniobras militares conjuntas con EE.UU. en Zeelim (sur de Israel)
Soldados israelíes posan durante unas maniobras militares conjuntas con EE.UU. en Zeelim (sur de Israel) - Reuters

Israel apunta a las diferencias sobre el pacto nuclear con Irán como el motivo del despido de Tillerson

El anuncio de Donald Trump «encantó» a los israelíes, según el diario «Haaretz»

Corresponsal en JerusalénActualizado:

El fulminante despido del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, vía Twitter sorprendió tanto al mundo como «encantó» a Israel. Esta fue la primera conclusión del diario israelí «Haaretz» del sorpresivo relevo al frente de la diplomacia estadounidense que, a partir de ahora, estará en manos del exjefe de la CIA Mike Pompeo.

Apenas una semana después de la visita del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a la Casa Blanca para recordar a Donald Trump la necesidad de «modificar» el acuerdo nuclear con Irán, el presidente decidió prescindir de un Tillerson que estaba en negociaciones con el Reino Unido, Francia y Alemania para intentar acercar posturas sobre este tema antes del final del ultimátum dado por Trump, que expira dentro de ocho semanas. Un Tillerson que durante su mandato no ha viajado a Tierra Santa.

En la prensa israelí apuntaron a las diferencias sobre Irán como el punto clave para el despido del ex secretario de Estado. El diario «The Jerusalem Post» recogió las palabras del presidente estadounidense, que volvió a definir el acuerdo nuclear como «terrible», mientras que «para Tillerson estaba bien. Yo quiero romperlo o cambiarlo, pero él pensaba diferente, no teníamos la misma forma de pensar. Con Mike Pompeo comparto la misma visión».

«Distante» con la causa

En Israel veían a Tillerson como una persona «distante» a la causa del estado judío, según Haaretz, mientras que Pompeo «es un gran defensor». El ex responsable de la CIA ha declarado en numerosas ocasiones que es partidario de retirarse del pacto nuclear firmado por Barack Obama en 2015. Los iraníes recuerdan que el texto aprobado no admite cambios y, pese a que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) avala en cada uno de sus informes el cumplimiento de lo acordado por parte de la República Islámica, Trump quiere acabar con el pacto.