Imagen de archivo de un edificio bombardeado en Siria
Imagen de archivo de un edificio bombardeado en Siria - EFE

Israel admite por primera vez que destruyó un reactor nuclear sirio en 2007

La nota es muy poco habitual, ya que Israel no suele reconocer los ataques en Siria que se le atribuyen, excepto si estos son en clara defensa propia, como reacción a un ataque desde el otro lado de la frontera

Actualizado:

El Ejército israelí ha desvelado por primera vez que bombardeó y destruyó un reactor nuclear en construcción en Deir ez Zur, en el noreste de Siria, en el año 2007, informaron fuentes militares.

«En septiembre de 2007, aviones de combate de la Fuerza Aérea de Israel destruyeron un reactor nuclear que se estaba construyendo en Siria, en la denominada operación 'Fuera de la Caja', que siguió a largos y complejos esfuerzos de inteligencia y operativos y eliminó una amenaza nuclear contra el Estado de Israel y contra toda la región», aseguró esta madrugada un comunicado del Ejército.

La nota es muy poco habitual, ya que Israel no suele reconocer los ataques en Siria que se le atribuyen, excepto si estos son en clara defensa propia, como reacción a un ataque desde el otro lado de la frontera, o contra convoyes de armas dirigidos desde Siria a la milicia chií libanesa Hizbulá.

El ataque tuvo lugar en la noche entre el 5 y el 6 de septiembre y se destruyó un reactor que, asegura la nota, estaba «en un estado avanzado de construcción en la región de Deir ez Zor, 450 kilómetros al norte de Damasco». El proyecto se detectó en 2004, a través de Inteligencia de varias fuerzas de seguridad, que no se mencionan.

«En cuanto el primer ministro dio al Ejército la responsabilidad de destruir el reactor nuclear en Siria me quedó claro que teníamos que preparar los frentes de Inteligencia, operativo y tecnológico para eliminar la amenaza nuclear contra el Estado de Israel y la región al tiempo que dar los pasos necesarios para impedir una escalada hacia la guerra», explicó el que fuera entonces jefe del Estado Mayor, teniente general Gabi Ashkenazi.

El actual jefe del Estado Mayor, teniente general Gadi Eizenkot, señaló por su parte que el mensaje que se debe sacar de la operación «Fuera de la Caja» es que su país «no permitirá el establecimiento de capacidades que amenacen la existencia de Israel. Ese fue nuestro mensaje en 2007, ese sigue siendo nuestro mensaje hoy y seguirá siendo nuestro mensaje en el futuro cercano y lejano».

El diario israelí Haaretz señala que se trató de «una de las operaciones del Ejército israelí más exitosas», que sin embargo ha estado bajo una orden de censura militar durante una década, y ofrece múltiples detalles de la destrucción de la planta atómica denominada «El Cubo», ordenada por el entonces primer ministro Ehud Olmert.