Estado en el que quedaron las instalaciones de AMIA en Buenos Aires tras el atentado de 1994
Estado en el que quedaron las instalaciones de AMIA en Buenos Aires tras el atentado de 1994 - ABC

Irán confirma que pactó con Kirchner suspender la orden de detención de los autores del atentado de AMIA

Los ministros de Exteriores de Argentina e Irán mandaron una misiva conjunta a Interpol para «poner fin a las obligaciones de esa institución con respecto a la causa AMIA»

Buenos AiresActualizado:

El exministro de Asuntos Exteriores, Ernesto Timerman, lo negó una y mil veces, la expresidenta de Argentina y actual senadora, Cristina Fernández de Kirchner, se burló de la acusación y descalificó su procesamiento y pedido de desafuero, pero el juez, Claudio Bonadío, ahora, podrá pronunciar la frase más temida: a las pruebas me remito. El Gobierno de Irán reconoció en una carta que el pacto entre su país y Argentina, que sirvió en bandeja la acusación de traición a la patria a los mencionados, incluía la retirada de las alertas rojas de Interpol para detener a los presuntos autores del atentado que, en 1994, hizo saltar por los aires el edificio de las sedes de la AMIA y la DAIA, las instituciones israelíes (política y económica, respectivamente) más importantes.

En la misiva, enviada como respuesta a otra cursada durante la gestión en Cancillería (Exteriores) de la exministra Susana Malcorra, se reconoce que «inmediatamente después» de la firma del denominado «Memorándum de Entendimiento» -entre ambos países, suscrito en enero del 2013-, se realizó una petición conjunta de los «entonces ministros de Exteriores de Irán y Argentina» que «remitieron una carta conjunta al secretario general de Interpol» para «poner fin a las obligaciones de esa institución con respecto a la causa AMIA». Dicho de otro modo, para retirar las alertas rojas que pesaban sobre los altos funcionarios iraníes. La petición, la justifican ante Interpol, como consecuencia del «acuerdo alcanzado entre los dos países para colaborar a nivel bilateral» en el esclarecimiento del atentado que dejó un saldo de 85 muertos y decenas de heridos.

En el último párrafo de la carta, la «República Islámica de Irán» insiste en que el excanciller Ernesto Timerman, «en su encuentro del 30 de mayo de 2013 con el entonces secretario general de Interpol, aseguró el cumplimiento de los requisitos contenidos en el memorándum por el Gobierno argentino». El documento carga de razones y viene a suscribir, el párrafo de la resolución de la pasada semana del juez Bonadío donde advertía que el objetivo perseguido por la diplomacia de la República Islámica de Irán con la suscripción del memorando de entendimiento no era oro que «lograr que la República Argentina deje de responsabilizar internacionalmente a ese país de los atentados, tratándolo de Estado terrorista o de favorecer organizaciones terroristas».

La justicia argentina, en el fallo de la causa AMIA, consideró responsables del atentado, entre otros, a ocho miembros del equivalente al Ejecutivo de Irán, incluido su ex presidente Mahmud Amadinehad. Germán Garavano, actual ministro de Justicia, anuncio que presentará un proyecto de Ley para que se los pueda juzgar en ausencia, figura hasta ahora no contemplada en el ordenamiento jurídico local.

La semana pasada Claudio Bonadío procesó y embargó (de nuevo) a la expresidenta Cristina Fernández cuyo desafuero se tratara el próximo año en el Senado. Asimismo, el magistrado ordenó el arresto domiciliario de Timerman que hace unos días solicitó autorización para viajar al exterior por razones de su tratamiento médico. En la redada del jueves pasado, el juez también detuvo al ex secretario legal y técnico de la Presidencia, Carlos, alias «el chino», Zannini, al ex subsecretario para de Tierras para el Habitat social y expiquetero, Luis D´Elía, al agitador y activista Fernando Esteche y a Yussuf Khalil, personaje oscuro bajo sospecha de ser agente de Inteligencia, que ejerció como intermediario con Irán para la firma del mencionado Memorandum. También el exjefe de la Agencia Federal de Inteligencia de Argentina, Oscar Parrilli, la ex procuradora del Tesoro, Angelina Abbona y el diputado Andres, alías «el cuervo», Larroque quedaron procesados con prohibición de salir de Argentina.