Internacional

El informe sobre la guerra de Gaza revela los errores de Israel para anular los túneles de Hamás

Afirma que el conflicto «podría haberse evitado» y que el Ejecutivo de Netanyahu «no exploró una alternativa diplomática»

Miembros de Hamás en el interior de un tunel en Gaza, en agosto de 2014
Miembros de Hamás en el interior de un tunel en Gaza, en agosto de 2014 - REUTERS
MIKEL AYESTARAN Corresponsal En Jerusalén - Actualizado: Guardado en: Internacional

Ejército, Gobierno e Inteligencia de Israel centran las críticas del informe del Supervisor del Estado, Joseph Shapira, sobre la guerra del verano de 2014 en Gaza, un conflicto que «podría haberse evitado», pero ante el que el ejecutivo «no exploró una alternativa diplomática», reza el texto. El documento de 200 páginas, que se había ido filtrando por partes desde hacía meses, censura la falta de preparación de los militares y la poca información que tenían los dirigentes políticos para acabar con los túneles de Hamás, el arma más importante del grupo islamista en la última guerra.

Antes de la ofensiva bautizada como «Margen Protector» -que se prolongó durante 50 días y en la que murieron 2.251 palestinos (1.462 de ellos civiles) y 73 israelíes, 67 de ellos soldados, según cifras de la ONU- «no se proporcionó a los ministros la información necesaria antes de una guerra para tomar las mejores decisiones», recoge la investigación que recibió la inmediata respuesta de Benjamin Netanyahu. El primer ministro recurrió a Facebook para defenderse y señaló que «la amenaza de los túneles fue analizada con detalle ante el consejo de seguridad en 13 sesiones diferentes». Netanyahu rechazó las conclusiones de Shapiro y defendió que la operación fue oportuna «como muestra la actual estabilidad desde entonces». El Supervisor del Estado pidió a los políticos que se centren en los fallos mostrados en el informe como «lecciones para aprender», pero los rivales de Netanyahu, como el líder de la oposición, Isaac Herzog, no tardaron en pedir su dimisión.

Para el analista Gil Hoffman, del diario The Jerusalem Post, «Netanyahu es el más claro perdedor de lo que puede llamarse el Gaza-gate. Su fama de ‘Señor Seguridad’ se ha evaporado para siempre. Sus dudas en materia de seguridad quedan ahora tan documentados como su indecisión diplomática». Si tiene que enfrentarse a una investigación criminal o si participa en las próximas elecciones, sus oponentes se lo recordarán.

La sorpresa de los túneles

En el verano de 2014 tres colonos israelíes fueron secuestrados y asesinados en un asentamiento próximo a Jerusalén. Israel culpabilizó a Hamás y puso en marcha una macro redada en Cisjordania contra el grupo islamista. Desde Gaza comenzaron a lanzar cohetes y la escalada de tensión terminó con la intervención del Ejército. En un primer momento el objetivo era frenar los proyectiles, pero con el paso de los días las operaciones realizadas a través de túneles sorprendieron al Ejército y se convirtieron en un arma mucho más mortífera que los cohetes. En los cincuenta días de operación, Israel destruyó 32 túneles, según el Ejército, lo que según Shapira supone la mitad de los pasadizos construidos por el enemigo.

La amenaza persiste y por ello, desde el final del guerra, el estado judío construye una nueva barrera subterránea en torno a Gaza y la unidad de élite de ingenieros (Yahalom) ha duplicado sus efectivos y cuenta con una réplica exacta de un túnel de Hamás para poder entrenar, según destacó la prensa local. Aunque Netanyahu insiste en el «éxito» de la última guerra, los mandos militares han tomado nota desde hace tiempo de las observaciones de Shapira y trabajan para frenar esta amenaza.

Toda la actualidad en portada

comentarios