Marcos Cervera
Marcos Cervera - FACEBOOK

La «inexplicable muerte» de un español en el hotel Mayflower del centro de Londres

Situado en una zona repleta de hoteles, en esa misma calle se pueden contar otros 5 más, el Mayflower está catalogado con cuatro estrellas y pasar una noche allí cuesta entre 55 y 110 euros

LONDRESActualizado:

Con la investigación aún en ciernes y todo apuntando a un escape de gas la pregunta a responder ahora por la policía es cómo algo así pudo suceder. A falta de conocer nuevos detalles, las autoridades británicas siguen tratando la muerte del español de 37 años Marcos Cervera como «inexplicable», así lo aseguraba el comunicado emitido por Scotland Yard.

Mientras, en el hospital Chelsea and Westminster, el más cercano a la zona del suceso, se debate entre la vida y la muerte el otro español afectado por esta supuesta intoxicación por monóxido de carbono, el madrileño de 37 años Esteban García. Se encuentra en estado crítico, en coma inducido tras exponerse a esta sustancia.

Este gas, sumamente tóxico para el ser humano, se desprende, entre otras cosas, tanto del proceso de combustión en los automóviles como de los sistemas de calefacción. Un fallo en estos últimos parece la más probable de las causas en este caso.

Las autoridades continúan las pesquisas en el hotel donde ocurrió todo, el Mayflower, situado en el número 28 de Trebovir Road, en el céntrico barrio de Kensington. Este continúa cerrado y ni la dirección del establecimiento ni sus trabajadores quieren hacer declaraciones. Los investigadores tratan de conocer que pudo pasar y el porqué de esta supuesta fuga de gas que solo afectó de gravedad a los dos turistas españoles que se encontraban en Londres para asistir a un concierto. De hecho, no se conocen más casos hasta ahora de heridos, solo los dos agentes que acudieron al lugar y que fueron trasladados al hospital como medida de precaución y que se encuentran fuera de peligro.

Situado en una zona repleta de hoteles, en esa misma calle se pueden contar otros 5 más, el Mayflower está catalogado con cuatro estrellas y pasar una noche allí cuesta entre 50 y 100 libras (entre 55 y 110 euros). A escasos minutos del centro en transporte público, el barrio de Kensington acoge tanto numerosos museos como salas de conciertos y teatros. El Royal Albert Hall, el más famoso de todos, se encuentra en esta zona. Por eso está considerado como uno de los lugares preferidos para los turistas que llegan a la capital británica para conocerla.