Internacional

Al menos 129 muertos y 200 heridos en una cadena de atentados en París

Tres tiroteos con heridos graves, en el este de París, en barrios multiculturales, y dos explosiones en las inmediaciones del Estado de Francia, en Saint-Denis, se saldaron con más de un centenar de muertos esta noche del viernes

Los autores de uno de los atentados cometidos en el centro de París gritaban «Alahu Akbar« («Alá es el más grande») mientras disparaban con armas automáticas, según un testigo en declaraciones a la emisora «France Info»

J. P. QUIÑONERO París - Actualizado: Guardado en: Internacional

Tres tiroteos con al menos 129 muertos y 200 heridos, en el Este de París, en barrios multiculturales, y dos explosiones en las inmediaciones del Estado de Francia, en Saint-Denis, sembraron el pánico en la capital la noche del viernes. [Sigue en directo los acontecimientos]

Numerosas unidades de las fuerzas de seguridad, Gendarmería, policía, bomberos y unidades especiales se desplegaron en todo el Este de la capital. Cinco líneas de metro fueron cortadas. Los hospitales fueron puestos en estado de urgencia sanitaria.

Según las cadenas de informaciones permanente i-TV y BFM los tres tiroteos que estallaron en la calle de la Fontaine, la calle Charonne y una famosa sala de espectáculos, el Bataclan, al este de París, en los distritos X y XI. Además, en el Bataclan había 100 rehenes, según informa AFP.

La toma de rehenes en la sala de conciertos Bataclan de París terminó con un asalto policial y la muerte de dos terroristas, según informa el canal de televisión «BFMTV». En el interior de la sala se cometió una auténtica «carnicería», según esa misma televisión. Un total de cinco terroristas han muerto: tres abatidos por la policía y dos que se han inmolado.

Tras la matanza consumada a primeros de año, en la redacción del semanario satírico «Charlie Hebdo», al Este de París, igualmente, las matanzas de la noche del viernes vuelven a sumir a Francia en una situación de extrema tensión, a dos semanas cortas de la gran cumbre ecológica mundial, que debe reunir en París a más de un centenar de jefes de Estado y gobierno, a finales de noviembre.

Según las cadenas de informaciones permanente i-TV y BFM los tres tiroteos que estallaron en la calle de la Fontaine, la calle Charonne y una famosa sala de espectáculos, el Bataclan, al este de París, en los distritos X y XI. Los autores habrían sido hombres armados con fusiles de asalto Kalaschnikov, un arma de combate que puede comprarse en los suburbios de las grandes ciudades francesas a un precio relativamente bajo, entre los 4.000 y los 6.000 euros.

Varios testigos presenciales del tiroteo, dentro y fuera del Bataclan, afirmaban hacia las 22.30 que habría visto numerosas personas heridas graves o muertas. Una hora más tarde, un pelotón de especialistas en lucha anti terrorista tomaron posiciones en las inmediaciones de la sala, con el fin de lanzar el asalto cuando lo decidiese en poder político supremo, en unas condiciones humanas muy trágicas: entre 50 y 100 personas podías estar secuestradas por varios hombres armados.

Las ráfagas de fusiles de asalto Kalaschikov, dentro y fuera de la sala de espectáculos se produjeron cuando aún no había terminado un concierto de rock, que terminó precipitadamente con una sala abandonada al pánico y la angustia. Las imágenes de las ambulancias y el espectacular despliegue policial sumieron a toda Francia en una situación de angustia nacional grave, al filo de la madrugada.

Hollande ha comparecido en directo esta noche, ha asegurado que se declara el estado de emergencia y ha dicho que «las fronteras serán cerradas»

A la misma hora, al norte de París, en Saint-Denis, en las inmediaciones de la legendaria basílica donde están enterrados numerosos reyes de Francia, frente al Estadio de Francia, dos explosiones produjeron a la misma hora, prácticamente, escenas de pánico, poco antes que terminase el partido Francia - Alemania, coincidiendo con los tiroteos que habían estallado poco antes al Este de París, relativamente lejos del Estadio de Francia.

El partido amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania fue suspendido provocando reacciones de inquietud incontroladas. Ante el riesgo de pánico, las autoridades decidieron ordenar la continuación del partido para intentar «controlar» una inquietud angustiosa. Mientras los jugadores continuaban jugando, antes de terminar el partido, varios helicópteros de la Gendarmería “peinaban” las inmediaciones. Cuando el partido terminó, precipitadamente, parte del público buscó «refugio» en el campo de fútbol, ofreciendo un espectáculo alucinante.

Según varias fuentes concordantes, un comando de fuerzas de seguridad «exfiltró» al presidente de la República, François Hollande, que asistía, como es tradicional, a un partido amistoso entre las selecciones francesa y alemana, en el Estadio de Francia.

El presidente de la República se dirigió directamente al ministerio del Interior, frente al Elíseo, para celebrar una primera reunión de crisis con el ministro del interior, Bernard Cazeneuve.

Francia está en estado de alerta anti terrorista máxima desde hace meses. El ejército está desplegado en todos los puntos sensibles de la capital. Con motivo de la próxima cumbre ecológica mundial, a finales de noviembre, Francia ha decidido imponer medidas de seguridad excepcionales, desplegando a más de 30.000 hombres, entre policías, fuerzas anti disturbios, soldados y especialistas.

Los autores de uno de los atentados cometidos esta noche en el centro de París gritaban «Alahu Akbar« («Alá es el más grande») mientras disparaban con armas automáticas, según un testigo en declaraciones a la emisora «France Info».

Evacuación en el estadio

En el Estadio de Francia, el público ha sido evacuado. El presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noël Le Graët, afirmó que el Stade de France es una instalación «segura» y confirmó que los aficionados que presenciaron el partido amistoso entre Francia y Alemania pudieron abandonar el estadio «normalmente».

«La noche ha sido arruinada por los acontecimientos ocurridos en el Stade de France. Hubo una explosión en la puerta J que causó tres muertos y varios heridos. En estos momentos el estadio es seguro», dijo una hora después del término del partido en declaraciones que recoge L'Equipe.

Según varias fuentes concordantes, un comando de fuerzas de seguridad «exfiltró» al presidente de la República, François Hollande, que asistía, como es tradicional, a un partido amistoso entre las selecciones francesa y alemana, en el Estadio de Francia.

El presidente de la República se dirigió directamente al ministerio del Interior, frente al Elíseo, para celebrar una primera reunión de crisis con el ministro del interior, Bernard Cazeneuve.

Francia está en estado de alerta anti terrorista máxima desde hace meses. El ejército está desplegado en todos los puntos sensibles de la capital. Con motivo de la próxima cumbre ecológica mundial, a finales de noviembre, Francia ha decidido imponer medidas de seguridad excepcionales, desplegando a más de 30.000 hombres, entre policías, fuerzas anti disturbios, soldados y especialistas.

Tras la matanza consumada a primeros de año, en la redacción del semanario satírico «Charlie Hebdo», al Este de París, igualmente, las matanzas de la noche del viernes vuelven a sumir a Francia en una situación de extrema tensión, a dos semanas cortas de la gran cumbre ecológica mundial, que debe reunir en París a más de un centenar de jefes de Estado y gobierno, a finales de noviembre.

Toda la actualidad en portada

comentarios