La cena en Versalles de los líderes de Europa

Las cabezas políticas de las cuatro principales potencias europeas cenaron en el mítico Palacio tras reunirse para buscar una mayor integración que dé respuesta a riesgos como el populismo o el nacionalismo

La canciller alemana, Angela Merkel; el presidente de Francia, François Hollande (fondo); el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni (primer término) La canciller alemana Angela Merkel mira la carta bajo la atenta mirada de un sonriente Mariano Rajoy La cena fue ofrecida tras la cumbre a cuatro celebrada ayer en el Palacio de Versalles, en Francia, en la que se ha analizado el futuro de la Unión Europea (UE) sin el Reino Unido El presidente francés ha querido cargar de simbolismo esta cumbre, que el mensaje de que las potencias europeas quieren ir más lejos unidas llegara a todas partes En el Palacio hubo tiempo para que Hollande y Merkel se vieran a solas más de veinte minutos François Hollande quería que en la cumbre de la «primera velocidad» europea estuvieran, junto a Francia y Alemania, el presidente español y el primer ministro italiano El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la canciller alemana, Angela Merkel; y el presidente de Francia, François Hollande, visitan el Palacio de Versalles tras la cena La viñeta de Nieto sobre la cumbre