Venezuela

La Iglesia inicia el año con un llamamiento a salir de la «pesadilla» de Maduro

El Arzobispado de Caracas comienza la rebelión en todas las misas de Año Nuevo

El arzobispo de Caracas
El arzobispo de Caracas - REUTERS

La rebelión de las masas comienza desde los púlpitos de los templos de Venezuela con las misas de Año Nuevo. Ha sido el Arzobispado de Caracas el que lanzó un mensaje para que todos los curas lean la misiva desde los púlpitos en «todas» las misas que se realicen el primer día del año con el objetivo de salir de la «pesadilla» que significa Nicolás Maduro.

En su inédito «Mensaje de Año Nuevo y Jornada Mundial para la Paz 2017», el Arzobispado de Caracas exhorta a todos los sacerdotes a leer en las misas de Año Nuevo. Se trata de un claro llamamiento a la rebelión popular.

«Dios es el autor de la felicidad, que es la conjunción de la serenidad, la alegría y de la paz. Y Él la concede, como nos enseña Jesús, a quienes escuchan y cumplen su palabra: 'Dichosos los que escuchan y cumplen la Palabra de Dios' (Lc 11, 28). Ese es, pues el camino, el secreto de la felicidad, aun en medio de circunstancias adversas: estar unidos al Señor, vivir en su amor, cumplir su palabra, cumplir los Diez Mandamientos de la Ley de Dios. Recordemos eso, y pidamos al Señor nos ayude a ir por ese, que es el único camino hacia la felicidad, y que comprenda el pueblo venezolano que la causa fundamental de la gravísima crisis alimentaria y de medicamentos que sufrimos se debe a la aplicación de un sistema económico errado, el totalitarismo socialista que adscribe al Estado el control total de la economía», relata la carta.

Sin duda alguna constituirá un documento histórico para superar las urgencias para el próximo año (el concurso de todos los venezolanos; cambio del sistema político; reconocimiento del único poder del pueblo legítimamente constituido, su Asamblea Nacional; y la liberación de los presos por hechos conexos con actividades políticas). Teniendo presente que el pueblo exige la paz, seguridad personal y convivencia social, y condiciones que permitan trabajar y vivir en tranquilidad.

Esto solo puede darse con el concurso de todos. Se destaca en el mensaje que «está configurada una situación real de dictadura y que el pueblo en las elecciones de diciembre de 2015 indicó mayoritariamente no estar de acuerdo con el actual Gobierno. Por lo que no debe dejarse intimidar y poner todo su empeño y acción en frenar la marcha de la dictadura y erradicarla por la vía democrática, en sana paz, por la vía pacífica».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios