El primer ministro libanés Saad Hariri (izquierda) con el presidente libanés, Michel Aoun
El primer ministro libanés Saad Hariri (izquierda) con el presidente libanés, Michel Aoun - EFE

Hariri retira su dimisión después de que el Gobierno se comprometa a mantenerse al margen de conflictos

El primer ministro libanés dimitió y salió del país a principios de noviembre pasado por miedo a sufrir un atentado

BEIRUTActualizado:

El primer ministro libanés, Saad Hariri, ha rescindido su renuncia este martes y ha asegurado que todos los miembros del Gobierno han accedido a mantenerse al margen de los conflictos en los países de la región.

Hariri había anunciado el pasado 4 de noviembre su dimisión desde Arabia Saudí y dijo que podría retirarla siempre y cuando todos los partidos que están en el Gobierno aceptaban adherirse a la política de Estado de "disociación" de los conflictos regionales.

"El gabinete agradece a su líder (Hariri) su posición y que haya revocado su renuncia", ha señalado el Gobierno en una declaración leída por Hariri.

"Todos los componentes políticos (del Gobierno) deciden disociarse de todos los conflictos, disputas, guerras o asuntos internos de los países hermanos árabes, con el fin de preservar las relaciones políticas y económicas de Líbano", ha señalado Hariri.

Su renuncia puso a Líbano de vuelta en la disputa regional que mantienen Arabia Saudí e Irán, su archienemigo. Responsables libaneses, incluido su presidente, Michel Aoun, denunciaron que Riad había presionado a Hariri a que dimitiera y le mantenían retenido, algo que las autoridades saudíes negaron.

Irán apoya al partido-milicia chií Hezbolá, que forma parte del actual Gobierno libanés y cuyo brazo armado está apoyando al presidente sirio, Bashar al Assad, en la guerra en el país vecino.

Al inicio de la reunión de este martes, la primera desde que Hariri regresó al país, Aoun ha defendido que "nuestra posición respecto a la última crisis política en el país emana de nuestro rechazo a cualquier atentado contra nuestra dignidad por parte de cualquier autoridad en el mundo".

"La unidad de los libaneses sigue siendo la base de la protección de la estabilidad en el país", ha subrayado, según informa la agencia oficial NNA.