Haití, el país de las 102 guerras civiles y golpes de Estado, restablece su Ejército 22 años después

Esta decisión del presidente Jovenel Moise divide a la nación caribeña, que tiene una larga historia inestabilidad política

PUERTO PRÍNCIPEActualizado:

El presidente de Haití, Jovenel Moise, ha anunciado este sábado el restablecimiento del Ejército en el país después de 22 años, un asunto que divide a la nación caribeña que tiene una larga historia de golpes sangrientos e inestabilidad política. En concreto, en los 72 años anteriores al desembarco ordenado por Bill Clinton en Puerto Príncipe, en 1994, Haití había sufrido 102 guerras civiles, revoluciones, insurrecciones, revueltas o golpes de Estado.

Haití no tiene Ejército desde 1995, cuando el expresidente Jean Bertrand Aristide lo disolvió tras regresar al poder después de otro golpe, dejando a la Policía Nacional responsable de la seguridad del país.

Moise nombró este jueves al ex coronel del Ejército Jodel Lesage como comandante en jefe interino, lo que acercó a las tropas a la operación total. La cita debe aún ser aprobada por el Senado del país.

«El Ejército es nuestra madre»

El mandatario ha dado este sábado la bienvenida al esperado regreso del Ejército con un desfile que contaba con decenas de soldados en la ciudad costera de Cabo Haitiano, llamando a los haitianos a recordar la batalla de Vertieres ganada contra los franceses hace exactamente 214 años.

«El Ejército es nuestra madre», ha asegurado Moise. «Cuando tu madre está enferma y usa ropa sucia no la matas. La llevas al hospital. Así que unámonos para brindar la atención necesaria a nuestra madre», ha añadido.

El ministro de Defensa de Haití, Herve Denis, ha informado a Reuters de que el Ejército comenzará con alrededor de 500 soldados en los cuerpos de ingeniería, medicina y aviación, pero que aún está trabajando para llenar sus filas.

Denis ha señalado que el Gobierno tiene pensado ampliar en última instancia a 5.000 soldados que trabajan para proteger las fronteras de Haití, luchar contra el terrorismo, frenar el comercio ilegal y ayudar a los haitianos afectados por los desastres naturales.