Internacional

Grecia llega a un acuerdo con sus acreedores

Con nuevas medidas y ajustes conseguirá un nuevo tramo de su tercer rescate económico

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en el centro de la imagen
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en el centro de la imagen - AFP
BEGO√ĎA CASTIELLA Atenas - Actualizado: Guardado en: Internacional

Tras varios meses de retraso, Grecia ha conseguido llegar a un acuerdo con sus acreedores para llevar a cabo reformas y ajustes que deberá votar en el parlamento antes de conseguir un nuevo tramo de ayuda del tercer rescate. Irónicamente la negociación que llevó al acuerdo comenzó ayer por la tarde, el primero de mayo, día internacional de los trabajadores, algo que han destacado muchos partidos y los sindicatos que consideran que este acuerdo tendrá un efecto muy negativo en la vida de los griegos.

A pesar de que el portavoz del gobierno radical, Dimitris Tzanacópulos, afirmó que este acuerdo técnico es “equilibrado y viable”, su votación en el parlamento tendrá un alto precio político. Se espera que se apruebe en los próximos días, antes del próximo Eurogrupo del 22 de Mayo, para conseguir lo antes posible el desembolso de una nueva cantidad del tercer rescate. Y lo más importante para el gobierno de Tsipras es que tras este acuerdo comience a tratarse el alivio de la gigantesca deuda pública griega, algo que asegurará la participación del Fondo Monetario Internacional en el rescate griego, una exigencia de los alemanes.

Grecia necesita el próximo tramo del rescate para hacer frente a nuevos pagos de intereses que alcanzan esta vez mas de 6.000 millones de euros en los próximos meses.

Entre las medidas más destacadas de este acuerdo técnico figura un nuevo recorte de las pensiones (de media un 9%, pero en algunos casos podría alcanzar el 18%) a partir del 2019 para quien cobre una jubilación superior a los 700 euros mensuales. Hay que recordar que desde el 2010, las pensiones han sufrido recortes de hasta un 40%. En el caso de no alcanzarse los objetivos económicos estipulados, pagaran a partir de ese año impuestos quienes declaren más de 5. 681 euros anuales. Entre las medidas más conflictivas se votará el permitir en los próximos meses abrir negocios los domingos y vender medicamentos sin receta fuera de las farmacias .

El gobierno, formado por el partido SYRIZA y el nacionalista de derecha ANEL tiene mayoría parlamentaria y aunque muchos de sus diputados critican este acuerdo, todos saben que de no alcanzarse los151 votos que representan la mayoría necesaria a favor de este acuerdo, Tsipras deberá adelantar las elecciones generales. Los sondeos efectuados hasta ahora muestran al partido líder de la oposición, el conservador Nueva Democracia, como favorito con más del 33% de intención de votos frente a un 15,5% favorable a SYRIZA así como que el 52% de los encuestados no aprueba la gestión del gobierno.

El gobierno griego consiguió un superávit primario de nada menos que el 3,9% en el 2016, algo que ha considerado que era un triunfo de su política económica. Pero nadie cree que este resultado pueda repetirse en los próximos años y sus muchos detractores insisten en que se trata de un resultado falso: el propio estado adeuda grandes cantidades a sus proveedores del sector privado y hay muchísimos griegos esperando comenzar a cobrar su jubilación desde hace meses y algunos desde hace hasta tres años.

Toda la actualidad en portada

comentarios