El Facebook de la cárcel: enormes cuchillos, pesas, fiestas, chicas en sujetador y lujo

«El mundo es corrupto, eso no es noticia. Puedes sobornar prácticamente a cualquiera e introducir de contrabando todo tipo de cosas en las prisiones», asegura uno de sus administradores

Actualizado:

La corrupción de las cárceles no pertenece en exclusiva a América Latina. Si no, no se puede explicar el último fenómeno en las redes sociales. Varios presos han abierto cuentas en las distintas Facebook, Twitter o Instagram para recopilar fotos y vídeos de sus vidas entre rejas. Y hay más de una sorpresa. Colección de chicas con poca ropa, cuchillos que no son precisamente para untar la mermelada, alguna pelea, un poco de lujo y presos en el gimnasio, son algunas de las imágenes que pueden verse en los distintos perfiles de «187 gangsters».

«Vice Holanda» lo destapó allá por diciembre al descubrir la cuenta en Instagram. El reportero logró contactar con uno de los gestores de la cuenta a quien entrevistó. «La gente tiende a pensar que, a menos que estés en una cárcel mexicana, la prisión es algo así como un hotel. Tenemos vídeos de amigos que están en Francia y en el Reino Unido y puedes ver que su vida es un infierno. Nadie quiere ese tipo de vida», responde.

Prison UK England𾮆 Pay the weed mate𾌴 Dit gebeurd als je niet betaald voor je wierie𾌴

Posté par 187Gangsters sur vendredi 18 mars 2016

En cambio, el periodista se sorprende. En algunas fotos se ve un preso tirado en la cama con una copa de vino mientras ve la tele. También fiestas en pasillos. Aunque hay otros vídeos de denuncia. En uno reciente, grabado en una cárcel rusa, si las imágenes son ciertas, puede verse a varios guardias golpeando a un preso.

A la pregunta de cómo es posible conseguir un smartphone en las prisiones, el administrador holandés, que se mantuvo en todo momento bajo el anonimato, explicó que con dinero todo se puede conseguir en la cárcel, donde uno tiene lo que puede llegar a pagar. «El mundo es corrupto, eso no es noticia. Puedes sobornar prácticamente a cualquiera e introducir de contrabando todo tipo de cosas en las prisiones», relató.

Según informa Vice, poco después de la entrevista Instagram cerró la cuenta de «187 gangstersz». Les buscan sacar partido al éxito. Además de «tener material ya para dos años», han lanzado una línea propia de ropa para así tener otra fuente de ingresos. «La fascinación por el mundo del crimen» (como ellos dicen) vende.