El líder del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi Di Maio - EFE

Italia rompe esquemas: expulsiones masivas de migrantes y renta mínima

En este «pacto para el Gobierno del cambio» las dos fuerzas de corte euroescéptico abordan el papel que Italia desempeñará en la Unión Europea y reclaman «el pleno cumplimiento» de los objetivos en el Tratado de Maastricht de 1992

Actualizado:

El antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga Norte, de extrema derecha, han llegado a un acuerdo con la firma de un contrato de 30 puntos desarrollados en 57 páginas. Después de un largo estancamiento, por la dificultad de poner de acuerdo en el programa a dos movimientos unidos por su euroescepticismo, pero con muchos puntos diversos en sus programas. Precisamente, en su contrato se refleja claramente la alianza de los dos partidos populistas contra la Unión Europea, pues llevarán su desafío a Bruselas en cuestiones fundamentales como la política presupuestaria, inmigración, comercio e incluso en política exterior, como es el caso de las sanciones contra Rusia, con las que no están de acuerdo. En el programa se fija el objetivo de una apertura comercial y militar con Moscú.

Subsidio de desempleo: 780 euros

Un punto fundamental del acuerdo es la «renta de ciudadanía», que ofrecerá a una persona sin empleo 780 euros al mes, financiado en parte por medio de la Unión Europea. Según el M5E, promotor de la idea, el costo será de 17.000 millones de euros al año. La mayoría de los expertos consideran que el costo real duplicará esa cifra, pues el subsidio crecerá según el número de familiares que el desempleado tenga a su cargo. Este subsidio de desempleo tendrá una duración de dos años. Si el M5E ha logrado sacar adelante en el programa la «renta de ciudadanía» que fue su bandera electoral, otro tanto hace la Liga Norte con la «flat tax», un impuesto que reduce los cinco tramos actuales del impuesto sobre la renta a dos: el 15 y 20 % para las familias y el 15 % para las empresas. Se trata de una rebaja muy significativa, que tendrá un costo de 26.000 millones de euros, beneficiando especialmente a los ricos.

Coste del programa

Se estima que el coste total del programa superará al menos los 65.000 millones de euros. Algunos expertos elevan esa cifra a mas de 100.000 millones de euros. En algunos capítulos no salen las cuentas, pues no está claro cómo se pagarán los gastos. En realidad, muchas medidas están indicadas en una forma superficial y se hace difícil fijar cifras exactas. Por ejemplo, en las pensiones se prevé la reforma de la actual ley, rebajando la edad de jubilación, lo que tendrá un coste de unos 100.000 millones de euros en 5 años. En este capítulo no salen las cuentas. Precisamente, en el programa se habla de que para cuadrar las cifras habrá una «recuperación de recursos económicos derivados del recorte del despilfarro».

Expulsión de 500.000 inmigrantes

En el capítulo de inmigración, otra bandera electoral de la Liga Norte, que había prometido la expulsión de 500.000 inmigrantes, el líder de la Liga, Matteo Salvini, impone sus criterios. Se habla, en efecto, de la expulsión de esa cifra de inmigrantes irregulares, al tiempo que se proponen acabar con el «negocio de la inmigración». La Liga ha impuesto también la elaboración de un censo de todos los imanes que predican en Italia.

Temor en los mercados

En el acuerdo no se menciona un referéndum sobre la continuidad en el Euro, aunque el fundador del M5E, Beppe Grillo, ha anunciado en los últimos días ser partidario de esa consulta. El euroescepticismo de los dos partidos populistas se refleja en su programa en la intención de regresar a una Unión Europea anterior al tratado de Maastricht, que entró en vigor en noviembre 1993.

Este acuerdo será votado durante esta jornada por los militantes del M5E inscritos en la plataforma privada Rousseau. Serán unos 110.000 los que podrán emitir su voto. Los militantes de la Liga se pronunciarán también sobre el programa en las urnas.

Los mercados no han acogido bien el programa. La Bolsa de Milán era la peor de Europa, perdiendo a mediodía en torno al 1 %, con fuertes perdidas en el sector bancario y con la prima de riesgo a 156 puntos, prácticamente el doble que la española. Sin duda, el gran temor de los mercados es que el programa expansivo de M5E, con un alto coste y sin la necesaria cobertura al no estar claros los ingresos, será muy difícil sostener si no se aumenta la deuda pública, que ya alcanza cifras astronómicas, alcanzado los dos billones trescientos mil millones de euros, el 132 % del PIB. Otra gran preocupación de los mercados es la impronta antieuropea con la que nacerá el nuevo gobierno. Es verdad que no figura en el programa la salida del euro, posibilidad que sí aparecía en un borrador que se filtró el pasado lunes, pero el hecho de que un país se plantee esa hipótesis, aunque sea muy lejanaa, crea tensión y puede causar una salida de capitales.

El gobierno populista ha prometido detener la línea ferroviaria de alta velocidad (TAV) entre Turín y Lyon en Francia, que actualmente se está construyendo al norte de la ciudad italiana, satisfaciendo las demandas del movimiento NO TAV. La multa sería de dos mil millones de euros.