Internacional

¿Por qué a Estado Islámico le molesta que le llamen Daesh?

Su sonido en árabe tiene un significado negativo: «el que aplasta algo», «intolerante» o «el que siembra discordia». Es una palabra prohibida por los yihadistas y su uso es castigado con la tortura

¿Por qué a Estado Islámico le molesta que le llamen Daesh?
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Internacional

Cada vez es más generalizado el uso de la palabra «Daesh» para denominar al que hasta hace poco se llamaba Estado Islámico (en español) o ISIS (en ingles). No ha sido por casualidad el cambio de término empleado por los países occidentales. Con el uso de «Daesh» se quiere evitar referirse a este grupo terrorista como un «Estado», algo que pretenden ser pero que no son a pesar de ocupar una amplia extensión de territorio en Irak y Siria, y tener bajo su tiranía a once millones de personas.

Países árabes, occidentales como Francia, Australia, España o EEUU son los que emplean esta nueva denominación que tiene connotaciones negativas para los yihadistas al sonar en árabe ('Al-dawla al-islâmiyya fi l-'Irâq wa l-shâm') a algo parecido a «el que aplasta algo», «intolerante» o «el que siembra discordia». Para el grupo yihadista es una palabra prohibida utilizada por sus enemigos y a quien la utiliza se le castiga torturándole, bien cortándole la lengua o dándole latigazos.

Francia fue el primer país que llamó la atención sobre el uso de la palabra «Daesh». En septiembre de 2014, durante la celebración en París de una conferencia internacional sobre la paz y la seguridad en Irak, el ministro galo de Exteriores, Laurent Fabius, anunció que a partir de entonces emplearía la expresión «Daesh» como finalmente quedó plasmado en el documento común que surgió del encuentro diplomático, y que se convirtió en una hoja de ruta para los medios de comunicación galos. La intención era y es utilizar el término como un arma lingüística que define lo que realmente es este grupo.

No legitimarles

«Es un grupo terrorista y no un Estado. No recomiendo usar el término Estado Islámico porque desdibuja las líneas entre islam, musulmanes e islamistas», argumentó Fabius. Posteriormente a anunciar esta medida, España -a través de su Ministerio del Interior- se unió a esta iniciativa y empezó a denominar «Daesh» al grupo terrorista para evitar la autodenominación del grupo terrorista como «Estado Islámico», ya que eso conlleva «legimitar» su existencia y sus acciones como un país que rige la vida de sus ciudadanos.

También porque el adjetivo «islámico» da lugar a confusión al identificar la religión musulmana con las prácticas violentas que el grupo yihadista lleva a cabo. Hay musulmanes que no comparten los hábitos de los radicales y sus modos de proceder.

Un poco más tarde, en diciembre de 2014, le siguió Esatdos Unidos. El general del ejército de Estados Unidos, James Terry, comandante del Mando Conjunto de Operaciones Especiales, le dijo a los reporteros en el Pentágono que ISIS también es conocido por el acrónimo de al-Dawla al-Islamiya al-Iraq al-Sham- Daesh.

«Daesh es un término que nuestros socios en el Golfo usan, y de hecho se refiere a un nombre muy similar a ISIL en árabe, y también se refiere a otro nombre que significa 'pisar bajo tu pie'», dijo el funcionario en un comunicado sobre el combate que llevan a cabo contra ISIS.

El comandante añadió que las fuerzas de la coalición y los interlocutores en la región prefieren usar «Daesh».

«Nuestros socios -al menos con los que estamos trabajando- nos han pedido que usemos este nombre porque sienten que si usamos ISIL estaríamos legitimando un auto-declarado califato, y de hecho sienten que no deberíamos de hacer eso», comentó el general

Aquí en España, recientemente el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, utilizó el mismo argumento cuandopidió públicamente «llamar a las cosas por su nombre», ya que el objetivo de que se autodenominen «Estado Islámico» para que los demás les llamen así es el de «legitimar su organización como la única del territorio, la hegemónica y todopoderosa, separándose así del resto de formaciones terroristas».

Por su parte, el primer ministro de Australia, Tony Abbott, fue algo más punzante cuando declaró que se referiría al grupo solo por el nombre «Daesh«: «Lo que no les gusta a ellos tiene un atractivo para mí».

Toda la actualidad en portada

comentarios