Ciudadanos tratan de trasladar la fruta de un edificio destruido por el ataque de la aviación saudí
Ciudadanos tratan de trasladar la fruta de un edificio destruido por el ataque de la aviación saudí - Reuters

EE.UU. lanza su primer ataque aéreo contra Daesh en Yemen

El bombardeo se concentró en dos campamentos de los yihadistas en el sur

Actualizado:

La aviación estadounidense ejecutó esta semana su primer ataque aéreo contra Daesh en territorio de Yemen, según anunció este martes el Pentágono. La operación se realizó el lunes en la región de Al Bayda, al sureste de la capital del país, Sanaa. El comunicado del Pentágono explica que los ataques «mataron a decenas de miembros de Daesh» en una operación contra dos campamentos de entrenamiento de la organización terrorista.

Los campamentos, que estaban a unos 35 kilómetros de distancia, se utilizaban para «entrenar a los militantes en la ejecución de ataques terroristas con rifles AK-47, ametralladoras, lanzagranadas y entrenamiento de resistencia». Según aseguraron fuentes del Pentágono a varios medios estadounidenses, en ellos había medio centenar de terroristas. Uno de estos centros de entrenamiento ganó notoriedad la semana pasada, cuando apareció en un vídeo propagandístico de Daesh en el que los instructores daban patadas en la entrepierna a los reclutas para demostrar su dureza. En el ataque aéreo participaron tanto drones como aviones pilotados.

Yemen se ha convertido en un territorio de alta actividad militar para EE.UU. En lo que va de año, se han ejecutado más de cien ataques aéreos -la mayoría con drones-, el triple que el año pasado. El primer muerto estadounidense en combate desde la llegada de Donald Trump al poder se produjo en Yemen, cuando un miembro de las fuerzas especiales falleció en una operación para obtener inteligencia sobre Al Qaida

La facción en Yemen de Al Qaida, una de las más activas de la red global de terrorismo -fue responsable por ejemplo, de la matanza de la revista satírica «Charlie Hebdo» en París- ha sido el objeto de los ataques de Washington durante los últimos diez años.

Vacío de poder tras la guerra civil

Daesh opera en la zona aprovechando, como Al Qaida, el vacío de poder que deja una guerra civil muy cruenta desde 2014. Ha ejecutado algunos de los ataques más violentos en el país, como el que acabó con 137 personas en dos atentados simultáneos en mezquitas de Saná en marzo de 2015.

Aquel año, el entonces presidente del país, Abed Rabbo Mansour Hadi, tuvo que huir ante la insurrección de grupos rebeldes hutíes, de confesión chií y apoyados por Irán. Contra ellos pelean las fuerzas suníes respaldadas por Arabia Saudí, a quien EE.UU. ha dado cierto apoyo.

Varios residentes en la zona donde se produjeron los ataques contradijeron la versión estadounidense, según Reuters, y aseguraron que el objetivo de la operación eran militantes de Al Qaida desplegados en aquel territorio para luchar contra los hutíes apoyados por Irán.