Donald Trump y Steve Bannon
Donald Trump y Steve Bannon - AFP

Donald Trump carga contra Steve Bannon después de que este llamara a su hijo «antipatriota»

El exasesor del presidente de Estados Unidos califica en un nuevo libro el encuentro entre Donald Trump Jr. y una abogada rusa como «traidor» y «poco patriótico»

MADRIDActualizado:

Donald Trump ha asegurado que Steve Bannon, ex consejero en la Casa Blanca, «ha perdido la cabeza», después de que tachara de «traidora» y «poco patriota» la reunión con un abogada rusa a la que asistió en junio de 2016 el hijo mayor del presidente, Donald Trump Jr.

Trump, quien ha seguido manteniendo relación con Bannon en privado después de su despido como asesor, ha cortado todos los lazos que le unían a Bannon después de que sus comentarios sobre su hijo salieran a la luz.

«Steve Bannon no tiene nada que ver ni conmigo ni con la presidencia. Cuando fue despedido no solo perdió su trabajo, también perdió la cabeza», ha declarado el presidente.

Trump ha asegurado que Bannon tuvo muy poco que ver con su victoria en las elecciones de 2016: «La victoria se consiguió gracias a hombres y mujeres anónimos».

Además, según el presidente, su ex consejero «finge estar en guerra contra los medios, pero se pasa el tiempo filtrando información falsa que le haga parecer más importante de lo que fue. Es lo único que sabe hacer bien».

De la discrección a la polémica

Steve Bannon ha pasado de mantener una posición discreta tras abandonar su cargo en la Administración Trump a estar en el foco de la polémica tras la publicación del libro «Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump».

En él, Bannon se pronuncia sobre uno de los temas que más polémica ha generado en los últimos meses, en la medida en que la reunión reavivó las dudas sobre las posibles relaciones entre el equipo de Trump y Moscú. Además del hijo mayor del presidente, también asistieron su yerno y asesor, Jared Kushner, y su entonces jefe de campaña, Paul Manafort.

«Los tres tipos importantes de la campaña pensaron que era una buena idea verse con un Gobierno extranjero dentro de la Torre Trump en la sala de conferencias del piso 35, sin abogados. No tenían ningún abogado», recalca Bannon en el libro, en unos extractos a los que ha tenido acceso la agencia Reuters.

«Aunque creas que esto no era traición, poco patriótico o algo turbio, y yo creo que era todas estas cosas, deberías haber llamado al FBI inmediatamente», añade el exasesor, apartado de la Casa Blanca en agosto de 2017 tras ocho meses siendo el jefe de estrategia de la Presidencia.

Trump ha negado cualquier relación con el Gobierno ruso y ha puesto en cuestión las investigaciones que se han abierto para esclarecer cualquier sospecha. Bannon apunta en el libro que las pesquisas terminarán centrándose en posibles casos de blanqueo de capitales.