Crítica y desconcierto entre los principales líderes mundiales ante la decisión de Trump

De Jerusalén fueron expulsados los judíos y por eso sus lamentaciones y su muro. Por la posesión...

Actualizado:

De Jerusalén fueron expulsados los judíos y por eso sus lamentaciones y su muro. Por la posesión de esos santos lugares pelearon cristianos y musulmanes. Ahora el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha entregado las llaves de la anhelada ciudad a Israel y el mundo alza la voz. Desde la ONU se insiste en que Jerusalén es la capital de todos. El Papa tiene una preocupación profunda. Teresa May hablará con Trump pero la decisión está tomada. También se queja Irán, y su líder máximo que dice que esto es desesperación. Porque la comunidad internacional desde hace 70 años había estado de acuerdo en que, a priori, Jerusalén, no era propiedad exclusiva ni de israelíes, ni palestinos. Pero el presidente norteamericano, aconsejado por su yerno-asesor de origen judío, hace que Estados Unidos tome partido clarísimo para otorgarle a Israel que lo celebra el mayor trofeo. Sin embargo, el temor a una nueva guerra de religión sobrevuela de nuevo la ciudad más disputada del mundo.-Redacción-