Dos mujeres saudíes observan un eclipse solar parcial en el Mar Rojo
Dos mujeres saudíes observan un eclipse solar parcial en el Mar Rojo - AFP

¿Por qué creemos que la musulmana está discriminada?

Las diez reglas más severas de la sharía, el código mahometano, que aún permanecen intactas

Actualizado:

La polémica sobre el velo islámico -y, en estas fechas, el anecdótico «burkini» de algunas playas mediterráneas- suele concentrar el interés de los medios en torno a la condición de la mujer musulmana. Pero son otras las prioridades de las mahometanas que denuncian su estatus en el código islámico, que ha sobrevivido intacto al espejismo de la Primavera Árabe. Estas son las diez principales discriminaciones que experimenta la mujer en las naciones con sistemas legales inspirados por la sharía:

1. Su testimonio en un juicio vale la mitad que el de un hombre.

2. No puede casarse con un no musulmán. Sin embargo, el varón mahometano puede casarse con cualquier mujer. La razón de la discriminación es sencilla: es el hombre quien transmite la condición de musulmán a los hijos.

3. Poligamia. El hombre puede casarse hasta con cuatro mujeres a la vez y tener concubinas. La ley islámica se lo permite, aunque son pocos quienes la practican por razones personales o económicas.

4. El varón no tiene obligación de consultar a su primera esposa su decisión de tomar una segunda.

5. Para el divorcio, el hombre no tiene necesidad de acudir a los tribunales civiles: la sharía le simplifica el procedimiento. La mujer no tiene, en la práctica, la misma facilidad para conseguir el divorcio.

6. El hombre tiene un derecho amplio de recriminar a su mujer, incluso con castigos físicos.

7. El contrato matrimonial no lo firma la mujer, sino su tutor masculino. Normalmente es su padre, pero si no vive lo hace su pariente masculino más cercano.

8. La libertad de movimientos de la mujer está determinada por el marido. En los países donde la sharía es más rígida, como Arabia Saudí, la mujer no puede abandonar la casa -ni siquiera para ir al médico- sin permiso del guardián varón. Tampoco puede viajar ni abrir una cuenta bancaria sin esa autorización.

9. La custodia y manutención de los hijos corresponde exclusivamente al padre a partir de una edad temprana, que puede ser incluso antes de que cumplan los 7 años.

10. Las hijas reciben la mitad de la herencia que corresponde a sus hermanos varones.