El presidente de Ve
El presidente de Ve - EFE

La Constituyente tendrá su sede en el mismo edificio que el actual parlamento

Ambas cámaras coexistirán hasta que la Asamblea Nacional constituyente redacte una nueva Constitución

MadridActualizado:

Este domingo se han celebrado en Venezuela las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente, en un clima de rechazo por parte de la ciudadanía y represión violenta por parte de las fuerzas de seguridad. Los más de cien días de protestas no han logrado frenar a Maduro, que espera perpetuar su poder en el país caribeño tras unos comicios criticados, no solo por la oposición, -que no ha presentado candidatos- sino también por la comunidad internacional, que cada vez duda menos en tachar a Maduro de dictador. Una vez conocidos los resultados, se abre una etapa de incertidumbre para el país, donde se plantean muchos interrogantes.

¿Dónde y cuándo se instalará la nueva Asamblea?

La sede de Asamblea Nacional Constituyente se encontrará en el Salón Elíptico de Palacio Federal Legislativo de Caracas, en el mismo edificio donde el parlamento celebra sus sesiones.

El plazo de instalación de la nueva asamblea es de 72 horas, por lo que, según Maduro, «se estima que entre el 2 y el 3 de agosto la Asamblea Nacional Constituyente esté instalada»

¿Qué pasará con el parlamento?

La formación de una Asamblea Nacional Constituyente supone la disolución del parlamento, controlado por la oposición desde 2015. En su primera declaración tras la jornada electoral, Maduro ya ha advertido de que los diputados van a perder su inmunidad.

El parlamento no puede disolverse hasta que la nueva cámara redacte una Constitución que sustituya al ordenamiento jurídico de 1999, por lo que hasta que se ratifique un nuevo documento, ambas cámaras coexistirán, si bien el parlamento estará sometido en todo momento a las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente, que actuará como un suprapoder.

¿Quién presidirá la nueva cámara?

Aún se desconoce quién dirigirá la recién constituida asamblea. Sin embargo, los nombres que más suenan son los de Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV); Cilia Flores, la primera dama; Delcy Rodríguez, que fue canciller de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) y dejó su cargo para presentarse a las elecciones o Pedro Carreño, el diputado chavista que pidió llevar a juicio a la fiscal general Luisa Ortega.

¿Es legítima la votación?

El recuento de los votos no ha sido menos controvertido que el resto del proceso electoral. La diferencia en cuanto a datos de participación es abismal en función de a quién se pregunte. Según datos del Consejo Nacional Electoral (CNE), votaron un 41,5% de los 19,4 millones de venezolanos llamados a las urnas, mientras que la Mesa de Unidad Democrática (MUD) asegura que la participación fue de tan solo un 12%.

Además, la oposición denuncia fraude electoral, ilustrado en el fallo del «carnet de la patria» del presidente Maduro cuando depositó su voto delante de los medios de comunicación.

¿Qué pasará con la oposición?

Puesto que no había ningún candidato perteneciente a la oposición venezolana, la Asamblea Nacional Constituyente estará formada íntegramente por miembros de las líneas chavistas.

Fuera de la cámara, todo apunta a que Maduro va a perseguir a los opositores. En numerosas intervenciones ha calificado las protestas opositoras como «terrorismo de estado» y retirará la inmunidad a los diputados.

Los opositores, por su parte, han reaccionado en bloque pidiendo elecciones libres anticipadas y aseguran que no abandonarán las calles hasta conseguirlo.