El antiguo líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, «Timochenko», en un centro electoral de Bogotá
El antiguo líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, «Timochenko», en un centro electoral de Bogotá - Reuters

Elecciones ColombiaLos colombianos acuden a votar en paz para elegir un nuevo presidente

Timochenko vota por primera vez en unas presidenciales y Santos espera «la mayor participación de la historia»

Corresponsal en BogotáActualizado:

En una jornada electoral que empezó sin contratiempos, la mayor amenaza que podría alejar a algunos de los 36.227.267 electores era la lluvia. Un buen pronóstico de orden público y regular de clima tenía toda Colombia en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Antes de la apertura de las mesas, que se dio puntual a las 8:00 am, 205 de las 96.724 establecidas fueron trasladadas por motivos meteorológicos, según informó el Registrador de la Nación, Juan Carlos Galindo.

Como es tradición, el actual presidente, Juan Manuel Santos, votó en la Mesa #1, donde también votaron miembros de su familia. «Es un día muy especial para nuestra democracia», señaló Santos. Y destacó que además de contar con diversos candidatos y la mayor tranquilidad en materia de orden público, «queremos que sean las elecciones con mayores garantías para los candidatos y los electores».

Efectivamente, un importante número de observadores nacionales e internacionales han hecho el seguimiento a los comicios. A la hora de cierre, que será a las 16.00 (hora local) en todo el territorio nacional, además de estos veedores, al recuento de los votos se sumarán representantes de los diferentes partidos en liza y los ciudadanos interesados.

En esa misma Mesa #1, pero un poco más tarde, tal vez para no coincidir, llegó a votar el expresidente Álvaro Uribe Vélez acompañado por sus nietos. A la salida reafirmó su voto por el candidato del Centro Democrático, Iván Duque. Por allí pasarían luego otros exmandatarios colombianos, algunos ministros de Estado y autoridades.

En otro punto de Bogotá, en un colegio electoral al sur de la ciudad, también otra figura madrugó para votar. Rodrigo Londoño, alias «Timochenko», llegó a su mesa de votación y por primera vez en la historia reciente del país un dirigente de la FARC se sumó a la jornada democrática, que como lo han dicho las autoridades civiles y militares puede cerrar como la más tranquila en décadas, una realidad a la que poco a poco los colombianos empiezan a acostumbrarse. 

El actual presidente, Juan Manuel Santos, deposita su voto
El actual presidente, Juan Manuel Santos, deposita su voto - Reuters

Por su parte, Gustavo Petro, candidato de Colombia Humana y uno de los opcionados a pasar a la segunda vuelta, votó en otro punto de Bogotá, donde se tuvo que establecer un cordón de seguridad pues lo esperaban más de un centenar de seguidores. Un par de horas antes, hacia las 9.00 de la mañana, Sergio Fajardo votó en su natal Medellín y reiteró su mensaje de «Se puede». Iván Duque se tomó las cosas con más calma y al medio día aún no había depositado su voto.

Mientras Colombia se despertaba, en Tokio ya habían terminado las elecciones con solo 77 votantes de los cerca de 300 inscritos. En cambio, en Alaska las elecciones tomarán más tiempo pues las mesas abren casi 12 horas después del inicio en el país.

Sin mayores noticias o alarmas en el país, la noticia antes del mediodía venía del exterior, donde aumentó el número de inscritos para votar. En Europa muchas más personas participaron en esta primera vuelta presidencial –la pasada elección presidencial registró un 54% de abstención–, lo que podría marcar en esta ocasión una tendencia de mayor votación que en eventos electorales similares, inclusive más que en la elección de Congreso del pasado 11 de marzo.