Varios oficiales del Ejército sirio en su carro de combate después de una operación en Al Badia de Palmya
Varios oficiales del Ejército sirio en su carro de combate después de una operación en Al Badia de Palmya - EFE

La coalición internacional liderada por Estados Unidos derriba un avión de combate sirio

El Ejército estadounidense ha confirmado el derribo de un avión militar sirio que había lanzado bombas cerca de efectivos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una milicia aliada de Estados Unidos

MadridActualizado:

El Ejército sirio ha denunciado que uno de los aparatos de la Fuerza Aérea siria ha sido derribado por efectivos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos en la región de Al Rasafah, en el sur de la provincia de Raqqa. El piloto se encuentra desaparecido y el avión sería un caza Su-22 de fabricación rusa, según fuentes sin confirmar.

El Ejército estadounidense ha confirmado el derribo de un avión militar sirio que había lanzado bombas cerca de efectivos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una milicia aliada de Estados Unidos, y ha señalado que el incidente ha ocurrido cerca de la ciudad de Tabqah, situada al oeste de Raqqa, «capital» de Daesh.

El comunicado del Comando Centro del Ejército estadounidense señala que el avión fue derribado «en autodefensa colectiva de fuerzas asociadas a la coalición» en las inmediaciones de Tabqah.

El avión derribado «estaba llevando a cabo una misión de combate contra la organización terrorista Daesh», ha informado por su parte el Ejército sirio, según recoge la agencia de noticias oficial siria, SANA.

Esta acción supone una «agresión flagrante» que «revela sin lugar a dudas la auténtica postura de Estados Unidos en apoyo al terrorismo« al atacar al Ejército sirio, »la única fuerza con derecho legítimo a combatir junto a sus aliados el terrorismo en toda Siria».

«Este ataque desvela la coordinación entre Estados Unidos y el Daesh y las viles intenciones de Estados Unidos en la gestión del terrorismo y su utilización para respaldar el proyecto estadounidense-sionista en la región», añade. Estas agresiones, prosigue, no deben afectar al Ejército sirio en su determinación de seguir luchando contra las organizaciones terroristas Daesh o y el Frente al Nusra y restablecer la seguridad y la estabilidad en todos los territorios sirios.

En los últimos días, las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad, han logrado importantes avances desde la región de Alepo hacia el este, hacia Raqqa, conquistando territorios hasta ahora bajo control de Daesh, pero finalmente la ofensiva gubernamental ha topado con la vanguardia de la ofensiva de las FDS sobre Raqqa, lo que ha provocado combates y el fin de la tregua táctica entre ambas partes.

Las FDS son las milicias de la región autónoma de Siria del Norte, también conocida como Rojava, una zona que proclamó su independencia en marzo de 2016 en la ciudad siria de Rmeilan con el objetivo de configurar un sistema político multiétnico que aspira a ser el dominante en toda Siria. Las FDS están integradas fundamentalmente por las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas.

Las FDS anunciaron el 6 de noviembre el comienzo de las operaciones para la reconquista de Raqqa. La ofensiva, llamada 'Éufrates Enfurecido', cuenta con la participación de la coalición internacional que encabeza Estados Unidos, encargada de dar cobertura aérea a las FDS.