Chelsea Manning
Chelsea Manning - AFP

Chelsea Manning acusa a Canadá de prohibir su entrada en el país

La misiva señala que si Manning hubiese cometido ese delito en Canadá, habría sido condenada por traición, lo que acarrearía una pena máxima de 14 años.

TorontoActualizado:

Chelsea Manning, ex analista militar que proporcionó miles de documentos de la inteligencia estadounidense a WikiLeaks, ha denunciado que Canadá le ha negado la entrada en el país por haber sido condenada en EE.UU. por la filtración.

Manning, que fue condenada en Estados Unidos por espionaje y pasó siete años en prisión hasta que fue perdonada en enero pasado por el entonces presidente Barack Obama, denunció la negativa de Canadá en su cuenta de la red social Twitter.

La ex analista militar dijo que Canadá ha decidido «prohibir permanentemente» su entrada en el país y publicó lo que aparenta ser una carta del Ministerio de Inmigración de Canadá justificando su decisión.

Tanto el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, como el Ministro de Seguridad Pública de Canadá, Ralph Goodale, se han negado a comentar sobre el caso específico de Manning citando las leyes canadienses sobre privacidad.

Trudeau ha asegurado que no podía comentar y quiere saber más sobre la situación. Por su parte, Goodale indicó que la admisión de personas al país la deciden los agentes fronterizos y que el pasado criminal de un individuo es uno de los criterios determinantes en sus decisiones. «No interfiero en ese proceso de forma ligera», ha afirmado Goodale.

La carta señala que Manning intentó entrar en Canadá el pasado 22 de septiembre, que admitió que fue condenada en 2013 en Estados Unidos bajo la Ley de Espionajes y liberada el 17 de mayo de 2017.

La misiva también señala que si Manning hubiese cometido ese delito en Canadá, habría sido condenada por traición, lo que acarrearía una pena máxima de 14 años. Por ello, el Ministerio de Inmigración determinó que Manning no puede entrar en Canadá.

Manning sugirió en un tuit que presentará un recurso contra la decisión de los agentes fronterizos canadienses.