El primer ministro británico David Cameron
El primer ministro británico David Cameron - AFP

Cameron anunciará a los Comunes un plan contra la evasión fiscal

El primer ministro intentará retomar la iniciativa en torno tras la tormenta política desatada por la aparición de su nombre y el de su padre en los «papeles de Panamá»

LONDRESActualizado:

El primer ministro británico, David Cameron, explica este lunes en el Parlamento las medidas del Gobierno para combatir la evasión fiscal y responde a preguntas de los diputados sobre sus finanzas tras la polémica por los «papeles de Panamá».

Después del receso parlamentario por las vacaciones de Semana Santa, Cameron intentará este lunes retomar la iniciativa en torno a la evasión fiscal a fin de superar la tormenta política tras revelarse que se benefició de una inversión que hizo su padre en un paraíso fiscal, destacan este lunes los medios británicos.

El Partido Laborista británico, primero de la oposición, ha exigido respuestas de Cameron sobre el pago de sus impuestos y el origen de dos pagos de 100.000 libras (un total de 246.000 euros) que recibió de su madre en 2011 tras la muerte de su padre, Ian.

Castigar la evasión fiscal

Cameron se convirtió este domingo en el primer jefe del Gobierno británico que hace pública su declaración de Hacienda, después de admitir que tuvo acciones en un fondo de inversión de su padre pero que las vendió antes de llegar al poder en mayo de 2010.

Según los medios, el primer ministro espera informar a los diputados de que quiere legislar para penalizar a las empresas que no hagan esfuerzos por impedir que su personal facilite la evasión fiscal.

Además de Cameron y los principales líderes políticos de Escocia, se espera también que el ministro británico de Economía, George Osborne, haga pública su declaración de Hacienda.

Después de negar que no tenía intereses en paraísos fiscales, Cameron reconoció en una entrevista el jueves que tuvo acciones por valor de más de 30.000 libras (37.500 euros) en el fondo de inversión de su padre —Blairmore Holdings—, lo que le supuso un beneficio de 19.000 libras (23.370 euros) cuando las vendió, si bien pagó los impuestos correspondientes en el Reino Unido.