La alta inflación y el desabastecimiento persisten en Venezuela
La alta inflación y el desabastecimiento persisten en Venezuela - Reuters

Borges alerta de la «catástrofe social» en Venezuela por la hiperinflación

El presidente del Parlamento venezolano advierte de que el año puede acabar con una subida de precios del 2.000%

CARACASActualizado:

Mientras Nicolás Maduro ultima la fórmula para esquivar la quiebra del país, los venezolanos tratan de sobrevivir a pie de calle. El presidente del Parlamento de Venezuela, el opositor Julio Borges, pidió ayer al Gobierno reformas urgentes para evitar la "catástrofe social" que supondrá al país entrar en hiperinflación.

En un comunicado de su partido, Primero Justicia, Borges denuncia que el Ejecutivo «permanece inmóvil ante el avance de la hiperinflación», y calificó esta inacción de «sumamente peligrosa». «Estamos ante una ola que amenaza con arrasar lo poco que queda en pie. Si la inflación de noviembre y diciembre se mantiene entre 40% y 50%, y nada indica que no vaya a ser así, cerrará este año con un salto del 2.000%», advirtió.

Venezuela registró en octubre una inflación del 45,5% y tiene una inflación acumulada del 825,7% en lo que va de año, de acuerdo con la Comisión de Finanzas del Parlamento.

Firmas privadas como Econométrica, en cambio, situaron la inflación de octubre en un 50,6%, lo que supondría que el país ha entrado en hiperinflación al rebasar por primera vez en su historia el umbral del 50. Ni el Banco Central de Venezuela ni el Gobierno ofrecen datos sobre inflación desde 2015, apunta Efe.

Una de las medidas que exige Borges es disminuir la creación de dinero para cubrir el gasto público e impulsar la producción nacional, que ha caído estrepitosamente desde el inicio en 1999 de la llamada revolución bolivariana. Otra de las decisiones que demanda es el desmantelamiento del control del cambio de divisas.

Julio Borges, presidente del Parlamento venezolano, en rueda de prensa
Julio Borges, presidente del Parlamento venezolano, en rueda de prensa-Efe

El Gobierno ofrece a empresas privadas dólares a distintos tipos de cambio dependiendo del destino de las divisas asignadas. El tipo de cambio oficial de referencia está fijado en estos momentos a 3.345 bolívares el dólar. Sin embargo, el dólar se compra en el mercado paralelo a más de 50.000 bolívares. "Deben aceptar que el control de precios no funciona y la mejor evidencia es que estamos en hiperinflación", prosiguió Borges, que pidió escuchar a los empresarios y eliminar "las trabas que impiden producir en Venezuela" para acabar así con "la desnutrición infantil" y otros problemas sociales que atraviesa el país.

Sanciones de la UE

Entre tanto, la Unión Europea dará hoy su visto bueno a la imposición de un embargo de armas a Venezuela por la represión en el país, en la reunión del Consejo conjunto de los ministros de Exteriores y Defensa de la UE, en Bruselas. Las sanciones a Venezuela ya están acordadas a nivel de los embajadores de los Veintiocho y consistirán en un embargo de armas y en un veto a las exportaciones de equipos que puedan ser utilizados "para la represión interna" o para "vigilar" las comunicaciones electrónicas.

Además, incluyen la "base legal" para que la UE decida una lista de personas a las que considere responsables de la situación en el país, a las que les prohibirá viajar a territorio comunitario y congelará los bienes que puedan tener en la Unión, "si la evolución de la situación lo requiere".

Fuentes consultadas afirmaron que se empiezan a investigar nombres aunque su inclusión en esa lista solo se efectuará si las primeras medidas restrictivas no surten efecto.