Silvio Berlusconi, durante un mitin para las elecciones regionales, en Palermo
Silvio Berlusconi, durante un mitin para las elecciones regionales, en Palermo - REUTERS

Berlusconi acude a Estrasburgo para poder gobernar de nuevo

Recurre en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos su inhabilitación política

CORRESPONSAL EN ROMAActualizado:

Silvio Berlusconi se juega en el Tribunal Europeo de Derechos humanos, con sede en Estrasburgo, su inmediato futuro político. Italia sigue con gran expectación una sentencia sobre el exprimer ministro, porque a sus 81 años espera ser protagonista destacado en las próximas elecciones, pero todo depende del Tribunal de Estrasburgo. En una aula a rebosar, con 550 personas acreditadas, de ellas medio centenar de periodistas, tuvo lugar la primera y única audiencia sobre el recurso presentado por Berlusconi en Estrasburgo, en septiembre 2013, contra su inhabilitación como senador y la prohibición de presentarse a las elecciones durante seis años. El exprimer ministro fue expulsado del parlamento al aplicársele la llamada ley Severino (entró en vigor en enero 2013 y adquiere el nombre de la ministra Paola Severino en el gobierno tecnócrata de Mario Monti), una normativa aprobada para reprimir y prevenir la corrupción en la que durante décadas han caído también numerosos parlamentarios. Esa ley estipulaba, entre otras cosas, la salida del parlamento de los condenados a más de dos años de cárcel. En el caso del exprimer ministro, Silvio Berlusconi, su expulsión estuvo motivada porque fue condenado a cuatro años de cárcel en el 2012 por un Tribunal de Milán, sentencia confirmada al año siguiente en un tribunal de apelación, por fraude fiscal en la compraventa de derechos de películas en el llamado caso Mediaset.

La defensa del cavaliere

El gran argumento en la defensa del líder de Forza Italia es que con su inhabilitación política se ha vulnerado el artículo 7 de la Convención Europea de Derechos humanos, que sostiene que “no hay pena sin ley”, y que, por tanto, las leyes no pueden ser retroactivas. En consecuencia, Silvio Berlusconi, según sus abogados, habría sido privado injustamente de sus derechos por el delito de fraude fiscal cometido anteriormente a la entrada en vigor de la ley Severino, en enero 2013. Ayer, Edward Fitzgerald, el abogado del magnate, reiteró ante el Tribunal europeo para los derechos del hombre que la ley Severino se le aplicó a Berlusconi por parte de sus adversarios por razones políticas: «Los hechos por los que fue condenado ocurrieron en los años 1995-1998, antes de que la ley fuera adoptada. Berlusconi fue privado de su escaño con un voto en un Senado compuesto mayoritariamente por sus adversarios políticos: No era justicia, sino un anfiteatro romano en el que la mayoría de los senadores con el pulgar hacia arriba o abajo deciden si uno se salva o se condena», dijo el abogado de Berlusconi.

Por su parte, la representante del gobierno italiano, la jueza María Giuliana Civinini ha afirmado que con la aplicación de la ley Severino que ha hecho inelegible a Silvio Berlusconi, no se violaron sus derechos, añadiendo que los artículos 6 y 7 de la Convención europea para los derechos humanos, invocados por los abogados del magnate, “no se aplican a las leyes electorales”.

«Haré campaña electoral»

La sentencia puede llegar dentro de varias meses, según práctica habitual para este tipo de casos en el Tribunal de Estrasburgo. La sentencia podría conocerse dentro de seis meses, en mayo, o incluso en nueve meses. Pero el líder de Forza Italia se muestra confiado en una decisión del Tribunal que le sea favorable, e incluso que llegue a tiempo para concurrir a las elecciones, que podrían celebrarse el 4 de marzo. “En estas horas estoy sereno y, sobre todo, con esperanza. Espero que en tiempo razonable el Tribunal acoja mi recurso. De todas forma, mi papel en la próxima campaña electoral está ya claro: Independientemente de que pueda o no ser candidato, haré campaña para conducir al centro derecha al gobierno del país”, ha declarado Silvio Berlusconi al diario “La Repubblica”. El proyecto de Berlusconi está claro: Desea presentarse como candidato a primer ministro y no como simple líder de Forza Italia. En cualquier caso, su nombre aparecerá en la papeleta y propaganda electoral, pero quedaría descartado como elegible a jefe de gobierno.

Nueva imagen

De todas formas, hoy la mayoría de los italianos y de la clase política desearía que la sentencia se produjera antes de las elecciones generales, para dar claridad al resultado y evitar una sombra sobre el mismo. Por ejemplo, una sentencia favorable a Berlusconi que se conociera después de los comicios podría conducir a muchos a señalar que el voto ha estado "contaminado” por una decisión política con el reenvío de la sentencia.

La realidad es que Berlusconi, en plenitud de sus derechos en la campaña electoral, puede conquistar más votos, “robándoselos” sobre todo al Movimiento 5 Estrellas del cómico Grillo.

Curiosamente, hoy se da una gran paradoja en torno a la sentencia y su protagonista Berlusconi. Cuando fue expulsado del parlamento, muchos se alegraron al considerar que eso representaba la muerte política del exCavaliere. Pero Silvio Berlusconi ha resucitado y hoy se desea su vuelta a la política, incluso por parte de quienes tiempo atrás lo denostaron. El exprimer ministro, Matteo Renzi, líder del Partido Democrático (PD), centro izquierda, ha manifestado: “Berlusconi ahora no se puede presentar. Pero me alegraría de que pudiera hacerlo, porque desearía que los ciudadanos pudieran, en el mismo colegio electoral, escoger directamente entre él y yo”, afirmó el líder del PD.

Frenar a los populistas

Precisamente Matteo Renzi se entrevistó este martes en el Eliseo con el presidente francés, Emmanuel Macron, quien transmitió un claro mensaje al exprimer ministro italiano: “Tememos las fuerzas antisistema, también las de Italia, como el Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte”. La advertencia de Macron es que se debe evitar en las urnas la llegada al poder de los populistas.

Sobre el cambio en la imagen y percepción que muchos italianos tienen hoy de Berlusconi, puede dar idea una sorprendente declaración del escritor y fundador de Repubblica, Eugenio Scalfari, uno de los eternos adversarios del exCavaliere: “Sería mejor para Italia Silvio Berlusconi que el Movimiento 5 Estrellas de Grillo”.

Centro derecha, favorito

A pocos meses de las elecciones, hoy el partido de Grillo figura en cabeza con un 27,3 % de votos si hoy se celebraran los comicios, según sondeos de YouTrend-Agi; seguido por el Partido Democrático de Renzi, con 24,9. Forza Italia de Silvio Berlusconi es el tercer partido, con 14,8 %. Pero se sabe que el exCavaliere es un gran “vendedor” en campaña electoral y siempre reconquista varios puntos. En teoría, el centro derecha aparece en neta ventaja electoral. Decisivas serán las alianzas y Silvio Berlusconi está llamado a jugar un papel clave.